•  |
  •  |
  • END

La Red de Asociaciones de Adultos Mayores de Nicaragua continúa demandando al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, la entrega del aumento del Salario Mínimo a los jubilados y pensionados del país.

De acuerdo con Donald Castillo, Presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados de Nicaragua, Ajupin, el problema consiste en que el INSS aún no ha hecho efectivo el incremento del seis por ciento en el salario mínimo, aprobado de forma tripartita entre el gobierno, la empresa privada y representantes sindicales el pasado nueve de febrero.

El acuerdo se alcanzó al término de los 60 días calendarios que estipula la Ley del Salario Mínimo para revisar y fijar la nueva tabla salarial.

La medida firmada por sindicalistas, gobierno y empresarios, establece aplicar en el primer semestre del año un ajuste de un seis por ciento en el Salario Mínimo, beneficiando a unos 80 mil trabajadores del país. Dicho incremento se repetirá en el segundo semestre de 2010.

Cuatros meses y nada
El mismo debe ser aplicado a los más de 50 mil pensionados y jubilados del INSS, pero a cuatro meses de su aprobación, no ha sido reflejado en los cheques que reciben de forma mensual los adultos mayores.

Según Castillo, el INSS “está negando o dejando de reconocer un derecho de todos los pensionados y jubilados que durante años trabajaron y cotizaron a la institución, con el fin de tener una vejez tranquila, pero nos está irrespetando y violentando un derecho que tenemos por ley”.

El representante de Ajupín explicó que hasta el mes de noviembre del año pasado, la pensión mínima tenía un monto de dos mil 155.53 córdobas, pero tras la actualización del manteniendo de valor, que representó un incremento del cinco por ciento, es decir, 107.78 córdobas, la pensión pagada por el INSS pasó a dos mil 263.31 córdobas.

Desde que se dio el aumento salarial en febrero pasado, los funcionarios del Seguro Social, expresaron que para los jubilados y pensionados, sería únicamente del uno por ciento, ya que va incluído en el incremento del cinco por ciento de la Ley Monetaria.

“Esto que están haciendo es ilegal, porque una cosa es lo que deben asumir por el deslizamiento de la moneda y otra muy distinta el ajuste del Salario Mínimo”, indicó Castillo.

INSS calla y reclamos continuarán
La Ley Monetaria establece que al producirse una modificación al tipo de cambio del córdoba, el monto de la obligación expresada en córdobas deberá ajustarse.

De acuerdo con el segundo párrafo agregado al Arto. 50 en la Ley 607, de Reforma y Adición al Decreto 974, Ley de Seguridad Social: “Las pensiones en concepto de vejez, viudez, invalidez total o parcial e incapacidad total o parcial, gozarán del mantenimiento del valor con relación a la tasa cambiaria oficial del córdoba establecida por el Banco Central de Nicaragua con relación al dólar de los Estados Unidos de Norteamérica, por tal efecto deben ser actualizadas al 30 de noviembre de cada año calendario.”

Castillo manifestó que la administración del INSS se está negando a pagar los 114.25 córdobas mensuales, correspondientes al ajuste de Salario Mínimo, a los pensionados que gozan de la pensión mínima.

“Vamos a seguir con nuestra demanda, porque a cuatro meses de haberse aprobado el aumento salarial, los pensionados no hemos recibido lo que nos corresponde y por más que acudimos a las más altas autoridades del gobierno, no nos han dado respuesta”, agregó Castillo.