•  |
  •  |
  • END

Desde hace algunos años se han venido extendiendo en nuestro país de forma silenciosa los casos de Esclerosis Múltiple, EM, que causa severos daños en el sistema nervioso, incluso, los afectados pueden perder la vista. Hasta la fecha se contabilizan unos 70 nicaragüenses con este mal.

El doctor Octavio Duarte, internista y neurólogo, quien además ha sido uno de los pioneros en diagnosticar este padecimiento en el país, aseguró que la EM es una enfermedad desconocida, hasta en el propio gremio médico, y que ni siquiera estaba incluida dentro del programa de las universidades en las residencias de medicina interna.

“Se sospechaba poco, y lo que no se piensa, no se diagnostica. La EMes muy polimorfa, porque tiene alrededor de 82 síntomas, se expresa de diferentes maneras como: problema visual, donde hay pérdida de la visión de uno o ambos ojos, un trastorno en el lenguaje, temblor en los miembros, también la impotencia sexual, se puede presentar como síntoma secundario de las lesiones neurológicas”, explicó el doctor Duarte.

Este padecimiento tiene múltiples manifestaciones y su curso varía según el caso, por lo que no se puede predecir un resultado fatal. Algunos autores manifiestan que la reducción de la esperanza de vida está entre un 10 y 15 por ciento. La EM se clasifica en cuatro fases: benigna, reincidente y progresiva.

De acuerdo con el especialista, es una enfermedad difícil de diagnosticar, por lo que se deben realizar una serie de análisis hasta descartar todas las posibilidades. “Primero hay que ver el historial del paciente, luego hacerle un examen neurológico, ciertos rayos X, entre otros”, recomendó.

Primer caso, enviado a Honduras

“En Nicaragua el primer caso lo diagnostico en el año 97 en un militar, que en ese momento tenía 30 años de edad, y cuatro años atrás había tenido parálisis en la mitad de su cuerpo. En aquel momento sólo contábamos con tomografías, el cual es un método diagnóstico malo y no sirve para atender ese tipo de padecimientos, todavía no teníamos resonancia magnética, por eso el caso lo enviamos a Honduras”, recordó el galeno.

A partir de esa fecha se realizaron más diagnósticos. “Desde hace unos 14 años venimos trabajando en ello, porque es una enfermedad desconocida, que antes se creía que era única de los países nórdicos, porque se dice que los países más cercanos a la línea del Ecuador tienen poca incidencia de este mal”, agregó.

De igual manera, manifestó que en países como Irlanda hay una prevalencia de 300 casos por cada 100 mil habitantes, es decir son enfermedades muy comunes como cuando en nuestro país hay dengue o malaria en el invierno.

Tiene dos maneras de tratarse: uno es de la manera sintomática, es decir, que de acuerdo a los síntomas que se presenten en el paciente, se le debe aplicar algún tratamiento. Dos, el paciente puede llevar una dieta balanceada, acompañada con ejercicios, terapias físicas o quirúrgicas.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus