•  |
  •  |
  • END

La Clínica Médica Previsional Metrópoli Xolotlán, la más grande del Ministerio de Salud, Minsa, está en quiebra, o al menos ésa es la versión que se maneja a lo interno de ese centro asistencial y que justifica la ola de despidos que dejará en los próximos días a unos 250 médicos en el desempleo.

Así lo denunciaron trabajadores de la Clínica que prefirieron omitir sus identidades, asegurando que la inestabilidad económica se originó hace unos cinco meses, cuando los directivos de esa CMP decidieron comprarle medicamentos directamente al Instituto de Seguridad Social, INSS, en donde llegaron a consolidar compras de hasta 80 millones de córdobas.

“Hasta el momento hay casi 54 millones entregados, estos medicamentos se guardan en las bodegas de la CMP ubicados en la que antes fue zona franca Dasol. En ese momento se acordó que la deuda se pagaría en 24 meses, sin embargo, a finales del mes de mayo, el INSS dedujo del per cápita que le pasa a la Metrópoli 34 millones de córdobas de un solo, sin pensar en las repercusiones que esto tendría en la empresa”, señaló la fuente.

Agregó que los agremiados a la Federación de Trabajadores de la Salud, Fetsalud, han investigado por su cuenta y se han enterado de que todo este negocio de las medicinas tiene un trasfondo de intereses personales.

“Al parecer, quieren poner en quiebra esta empresa y pasársela al INSS, por eso están pensando en despedir a 600 trabajadores. En los últimos días se han estado reuniendo a puertas cerradas los directivos de la Metrópoli con los sindicatos, para hacer las listas de los despedidos y determinar la salida más viable, porque quieren hacer las cosas sin que nadie se dé cuenta”, aseguró.

Investigan compras al INSS
También se ha investigado que la compra realizada directamente al INSS resultó mucho más cara que comprarle a las distribuidoras locales. “Incluso han estado hablando entre ellos que si este caso lo denuncian en la Contraloría General de la República, saldrían perjudicados, puesto que están conscientes de que han violentado los procedimientos y normas establecidas para las compras, además saldrían involucrados unos cuantos que se han lucrado del dinero de esta empresa y del pago de los asegurados”, sostuvo.

De igual manera, la fuente consultada por EL NUEVO DIARIO afirmó que de todos los negocios que se han hecho en la Metrópoli Xolotlán, no existe ningún documento firmado, y que todas las órdenes fueron dadas en los consejos técnicos, en donde sólo participan los directores generales de esta CMP y la gerencia.

No pagarán indemnizaciones

Con toda esta problemática los mayores perjudicados son los médicos de diferentes especialidades que están en la lista de desempleados, de la que EL NUEVO DIARIO tiene copia.


Según los informantes, a todos ellos se les entregará su carta de despido a través del Ministerio del Trabajo, Mitrab, y se les aplicará el artículo 38 del Código del Trabajo, que dice: “se considera suspensión colectiva la que afecta a una parte o a la totalidad de los trabajadores de una empresa o lugar de trabajo por una de las siguientes causas no imputables al empleador: a) la falta de materia prima; b) el cierre temporal de la empresa o centro de trabajo por razones técnicas o económicas”.

Por su parte uno de los galenos de la Metrópoli Xolotlán aseguró que hay una incertidumbre laboral en esa empresa. “Nadie nos ha comunicado nada, sólo sabemos que ya están listas las cartas, las liquidaciones y que será una barrida completa. Estamos indefensos, nos sentimos manos arriba. ¿Quién nos defiende?, ¿dónde está la solidaridad?”, cuestionó.

Desde hace unos días EL NUEVO DIARIO se ha querido comunicar con el director general de las Empresas Médicas Previsionales del Minsa, doctor Melvin Agurcia, sin embargo, no fue posible, éste se disculpó diciendo que estaba de subsidio, pero que en la brevedad posible nos atenderá.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus