•  |
  •  |
  • END

El juez Séptimo Local Penal de Managua, Henri Morales, rechazó la acusación por abusos de autoridad presentada por 148 médicos contra funcionarios del Ministerio de Salud, Minsa.

La acusación enderezada por los galenos contra Enrique Beteta, Secretario del Minsa, y José Humberto Murillo, jefe de Recursos Humanos de la misma institución, es porque ambos se negaron a pagar el reajuste salarial del 17 por ciento ordenado en el decreto presidencial 02-2007.

En el referido decreto emitido en enero del año 2007, se establece que todo empleado del sector salud que devengue salario inferior a los 20 mil córdobas debe ser beneficiado con el referido ajuste, pero esto le fue negado a los acusadores.

Como malabarista
Al término de la maratónica audiencia de casi tres horas, el juez Morales dispuso mandar a la vía laboral a los médicos que acusaron a los funcionarios del Minsa por abuso de autoridad.

“El juez hizo malabares para dictar una resolución donde dijo que es cierto que comete delito quien no cumple con la Constitución o las leyes, pero también es cierto que no está reglamentado lo relativo a los decretos presidenciales”, expresó el abogado acusador Pánfilo Orozco.

A la audiencia fueron llevados como “barra” decenas de médicos del hospital “Lenín Fonseca”, encabezados por su director, Sergio Chamorro, uno de los pocos “privilegiados” a quienes el juez sin ser parte en el juicio le permitió estar en la audiencia.

Al igual que ha sucedido en casos recientes, el juez Morales no permitió el ingreso de los periodistas y para ello puso a dos policías para que ni tocaran la puerta de la Sala 10, donde se realizó la audiencia.