•  |
  •  |
  • END

Danilo Cordero y Jairo García Rizo, ambos directivos nacionales de la Asociación de Militares Retirados, Amir, dijeron que las declaraciones vertidas por la señora Doribel Gutiérrez son completamente infundadas, porque la propiedad Finca “El Burro” es del Estado.

Los directivos lo demostraron mediante historia registral emitida por el registro público de la propiedad del departamento de Rivas. La señora Gutiérrez es esposa del alcalde del municipio de Tola, José Ángel Morales.

Aclararon que respecto a la información publicada en la edición del dos de junio del corriente año, bajo el titular “Se disputan tierras donadas por Alemán”, más bien se trata de una “mafia de traficantes de tierras”, que, según García Rizo, está encabezada por el alcalde de Tola, José Ángel Morales, y los abogados Mercedes Mejía y Javier Cardoza. Además, cuentan con la participación de Víctor Manuel Dávila Dávila, alias “Guayabón”, Edgar Amador Mairena, alias “Al Garete”; Petrona y Alicia, ambas de apellidos Prudente Reyes.

Los dirigentes de Amir, denunciaron como prueba de la geofagia del alcalde de Tola una lista de propiedades, entre éstas “La Taranta”, “Las Mulas”, “El Abejonal”, “Aguas Calientes”, “San Martín”, frente al Hotel Teonoste y 19 lotes en el sitio “El Papalón”.

Añadieron que la Intendencia de la propiedad actualmente benefició con 44 manzanas en la comarca El Astillero, a la esposa del alcalde y a 17 mujeres más. Lo irrisorio del caso es que hasta el alcalde fue beneficiado, lo que pueden corroborar en la Procuraduría de la República del departamento de Rivas, según los pobladores de la zona, señaló uno de los directivos.

Tras citar otra larga lista de propiedades que supuestamente pertenecen al edil, expusieron que alrededor de la Finca “El Burro”, comarca El Astillero, posee 196 manzanas y de éstas, 72 pertenecen a desmovilizados del Ejército y Ministerio de Gobernación.

Refirió que el día que se dieron los hechos de enfrentamiento entre 17 pobladores encabezados por Gutiérrez y los oficiales en retiro, la Policía Nacional del municipio de Tola, bajo el mando del inspector Bosco Orozco, les ocupó a los oficiales 20 láminas de zinc, que el gobierno les había entregado y hasta la fecha no se las han devuelto.

Los directivos hacen un llamado a la Comisionada Aminta Granera para que se les regresen el zinc. Asimismo demandan al gobierno investigue al alcalde de Tola, Ángel Morales, sobre la adquisición de tierras.