•  |
  •  |
  • END

Aunque autoridades policiales del municipio de San Rafael del Sur descartaron que en la muerte del infante Douglas Antonio Zavala Aburto, de cinco meses, hubiera mano criminal, un forense del Instituto de Medicina Legal, reveló que además de la fractura en la piernita, el niño presentaba otras dos lesiones, por lo cual aún el caso no está esclarecido.

El menor ingresó el pasado 27 de mayo al hospital “Vélez Páiz” presentando serios problemas respiratorios y un cuadro de desnutrición severo, por lo cual fue ingresado de emergencia a la sala de Cuidados Intensivos de ese centro asistencial, de la cual logró salir días después, pero, misteriosamente, el 15 de junio cuando la enfermera llegó a ponerle un medicamento observó que había fallecido.

La enfermera al revisar al niño constató que presentaba una fractura en su pierna izquierda, la que fue notificada a la dirección del hospital para que realizaran las respectivas investigaciones.

El comisionado José Emilio Sandoval, jefe del Distrito Siete señaló: “Remitimos el caso al Distrito Tres para que lo investigue en conjunto con el hospital porque el dictamen preliminar que nos pasó medicina legal decía que habían encontrado dos lesiones nuevas, una en el cráneo y otra en una de las costillas”.

Según el jefe policial aún no se descarta ni la hipótesis de que el menor pudo haber fallecido producto de maltrato ni que tal vez el infante nació con un problema congénito que poco a poco le iba deformando los huesos, pero añadió “no creemos que hubo parricidio, pero para evitar dudas remitimos el caso para que se profundicen las investigaciones”

Conclusivo hasta el martes
Por su parte, el doctor Noel Larios, Subdirector del hospital “Vélez Paiz” señaló que el dictamen definitivo del IML será entregado hasta el próximo martes, pero que recibieron los informes de la trabajadora social, y la psicóloga del Ministerio de la Familia, las que determinaban que era una familia normal y que el otro pequeño de la pareja, no presentaba ningún indicio de haber padecido maltrato.

“Tengo los informes, los analizamos y no consideramos correcto que las entrevistas que hizo la trabajadora social y la psicóloga hayan sido a la patrona del papá del niño y a una vecina, cuando se debió hacer a todos los vecinos para que emitieran diferentes opiniones respecto al tato que la pareja le daba a los niños”, alegó Larios.

El galeno también expresó: “la delegada de Mifamilia entrevistó a un médico del centro asistencial de la comunidad y este señaló que en repetidas ocasiones atendió al niño que presentaba evidencias claras de descuido, y que a pesar de las recomendaciones médicas brindadas nunca las acataban”.

Tanto las autoridades médicas como agentes policiales del Distrito Tres esperan el dictamen definitivo del IML, para averiguar de una vez por toda a qué se debió la muerte del menor, que ya se estaba recuperando de su problema respiratorio.

“Supe de esas otras lesiones, pero quiero que medicina legal se pronuncie para saber si eran de vieja data o eran recientes y si se debieron a maltrato o se produjeron debido al grado de desnutrición del niño que le ocasionó un problema de osteoporosis, no queremos culpar a la familia hasta no tener los resultados”, culminó el galeno.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus