Edwin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

Por segunda ocasión y en un lapso de 10 días, la embajadora de Nicaragua ante la ONU, María Rubiales de Chamorro, fue mandada por agentes de Migración de Estados Unidos a la sección de “indocumentados y sospechosos” en el Aeropuerto Internacional de Miami, lo que motivó una carta de protesta del gobierno nicaragüense a la delegación norteamericana en Nueva York.

La Misión de Nicaragua “exige a los Estados Unidos de América una explicación inmediata acerca de los hechos”, y que “además se tomen las medidas para asegurar de una vez por todas que estos mismos hechos no se repitan una vez más, ya que es la segunda vez que suceden en un período de 10 días”.

El propio embajador de EU en Managua, Robert Callahan dijo que la primera detención ocurrida en el aeropuerto de Nueva York, fue un error de los agentes de migración que la confundieron con una persona circulada.

En la nota referida, Nicaragua deplora “los inaceptables y lamentables eventos repetidos a S.E. Sra. María Rubiales de Chamorro, Representante Permanente de Nicaragua ante las Naciones Unidas, durante su ingreso a los Estados Unidos de América el día sábado 26 de junio 2010 en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) de la Ciudad de Miami”.

Informan que la señora Rubiales, luego del desembarque del vuelo de LAN XL516 a la 1:40 PM, procedió a integrarse a la línea correspondiente para el ingreso de Diplomáticos, entregó la Documentación correspondiente al oficial de turno.

Enviada a sala de sospechosos

El agente de Migración “luego de revisarla procedió a solicitarle que saliera de la línea y la condujo a un área interna de interrogación, donde interrogan a Indocumentados y Sospechosos (resaltado de la nota oficial) a pesar de que Su Excelencia procedió previamente a identificarse como Representante Permanente de Nicaragua ante la ONU”.

Al elevar su “protesta enérgica” ante el trato que se le ha dado a la señora Rubiales, enfatizan que “el mismo es contrario al espíritu y la letra del Acuerdo Sede y de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas”.

Además, se ha violentado particularmente el artículo 29 de la Convención que claramente establece que “la persona del agente diplomático es inviolable...y que no puede ser objeto de ninguna forma de detención o arresto”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus