•   Bluefields / RAAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Dos muertos, 14 heridos y un panguero desaparecido es el resultado de un choque entre dos pangas, la mañana de ayer, lunes, en Kukra Hill, Región Autónoma del Atlántico Sur.

La vocera policial de la RAAS, Lorena Rosales, informó que  la colisión se produjo a las 9:30 a.m. entre una pequeña embarcación que se dirigía de Bluefields a La Cruz de Río Grande, y otra que procedía de Tasbapouni (municipio de Laguna de Perlas) hacia Bluefields.

Eduardo Liban, de 63 años, el panguero que conducía la embarcación procedente de Tasbapouni, declaró que traía 16 pasajeros, y al pasar por la vuelta Push Pool, cerca del muelle de Kukra Hill, se le atravesó la panga “Rubenia”, con 20 pasajeros, conducida por Horacio Guevara Mairena, de 38 años, y no la pudo esquivar, por lo que ambas embarcaciones chocaron a alta velocidad, saltando por el aire los ocupantes de la primera, que fueron a dar al agua, mientras los de la segunda sufrían los efectos del impacto.

Víctimas y lista de heridos

Un parte policial indica que la señora Lucía Mairena, de 55 años --que viajaba en la panga “Rubenia”--, y Kenion Ruiz Prudo, de siete años, que iba en la embarcación de Tasbapouni, fallecieron en el percance, mientras que los heridos fueron identificados como Francisco Calero Chow, de 24 años; Walter Petter Newball y Anthony José Castillo Zamora, ambos de 17 años; Evaristo Castillo Murillo, de 37; Luz Anayansi Suárez, de 16; Leónidas Domínguez; Katiuska y Elgner Chow Salazar, de 8 años. Están graves: un bebé de cuatro meses no identificado, Camilo Álvarez, Araceli Duarte y Andrés López.

El panguero Horacio Guevara se encuentra desaparecido. El socorrista de la Cruz Roja, David López, informó que buzos de la Fuerza Naval cooperan en la búsqueda de Guevara.

Por su parte, un viajero frecuente que omitió su nombre, señaló que en la RAAS no se respetan las normas de seguridad, por lo que la navegación acuática se torna peligrosa. "En ríos y canales estrechos los pangueros tratan de acortar distancias, y por eso se meten en la ruta de navegación contraria, lo que equivaldría a invadir el carril en las carreteras", afirmó.

Chalecos los usan como cojines

Mientras que el reportero radial costeño Sixto Blandón, señaló que muchos pasajeros utilizan sus chalecos salvavidas como cojines para sentarse, en lugar de darles el uso correcto, lo que incrementa los riesgos de muerte por ahogamiento cuando se produce un naufragio.