Carlos Larios
  •  |
  •  |
  • END

La Policía remedió su error, y la primera comisionada Aminta Granera hizo que prevalecieran los valores morales y éticos antes que los financieros de esta institución, al brindar un verdadero y merecido apoyo económico a la viuda e hija del suboficial mayor póstumo Gerald Zeledón Zavala.

Luisa Amanda Espinales, de 29 años, madre de la niña que dejó el suboficial Zeledón Zavala, dijo que en una reunión que sostuvo con el comisionado general Javier Meynard, Subdirector de la Policía, la institución se comprometió a darle el retroactivo del dinero en concepto de la pensión de la infante por un período de tres meses: marzo, abril y mayo.

En diciembre del año pasado, Zeledón perdió la vida en cumplimiento del deber, cuando trató de frustrar un robo en los semáforos de Jardines de Veracruz. Pero en 2008 había recibido un préstamo del Instituto de Seguridad Social y Desarrollo Humano, Issdhu, adscrito a la Policía, el cual fue cobrado aun después de su muerte, lo que fue considerado como inhumano y antiético por la propia directora de la Policía.

Aunque el oficial murió en diciembre de 2009, la institución le mantuvo el salario durante los tres meses siguientes, debido a que no le habían dado de baja, esto, según la comisionada Vilma González, segunda jefa de Relaciones Públicas de la Policía, porque este proceso lleva su tiempo. Durante este período el salario del fallecido fue entregado a su mamá.

“También recordá que la pensión de la niña me la empezaron a dar hasta en este mes, pues ellos me dieron 856 córdobas, pero de allí nos quitaron 792 córdobas porque se pagaron una cuota del préstamo que había hecho mi esposo, y apenas me entregaron 64 córdobas, entonces me dijeron que también me regresarán el dinero que me quitaron de este mes”, aseguró Espinales.

Ella es la viuda

Espinales dijo que siempre convivió con su esposo, y aunque solicitó el divorcio éste nunca se hizo efectivo, sin embargo, el pasado 29 de julio de 2009, Gerald se casó con Karen Montano, policía del Distrito Seis. La Policía no había otorgado la pensión por viudez a ninguna de las dos mujeres pero, según la viuda, el comisionado Meynard le dijo que le otorgarían dicho beneficio que equivale a un 25 por ciento del total del salario que ganaba el fallecido.

“También la Policía me dijo que le van a ayudar a mi hija con sus estudios hasta los 21 años, eso tiene que ver con útiles escolares, mochilas, cuadernos. Me siento agradecida con la Policía y EL NUEVO DIARIO por la ayuda que me están brindando”, dijo la madre de la niña.

Doña Maura Rosa Zavala, de 53 años, madre del oficial, no había podido ser beneficiada con una pensión debido a que las autoridades del Instituto de Seguridad Social y Desarrollo Humano, Issdhu, le habían dicho que no cumple con el requisito de tener 55 años, pero según su nuera, la Policía le otorgará la pensión, tomando en cuenta que ella tiene múltiples problemas de salud.