Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

El vicepresidente Jaime Morales Carazo consideró ayer que la crisis de la Corte Suprema de Justicia se resolverá quizá con una “reelección” de todos, y con la incorporación de un nuevo personaje a la máxima instancia judicial.

Eso es lo que se ha venido “sancochando”, dice un boletín de prensa que recoge las afirmaciones que ayer externó el vicemandatario a varios periodistas, por lo que a juicio de Morales Carazo, “se cumpliría aquel principio de “El Gatopardo” (“que las cosas cambien para que todo siga igual”). Pudieran estar pasando ese tipo de cosas. Hay algo de “compadre hablado” en todos estos juegos. *(El Gatopardo, famosa novela del escritor italiano Giuseppe Tomasi di Lanpedusa).

Morales Carazo dice que en la CSJ hay mucha gente pragmática y con habilidad, y que son conscientes de que si se crea un vacío lo va a llenar inmediatamente otro. “En política, perder posiciones de esa naturaleza e importancia como magistrados en la CSJ, en el CSE, en la Contraloría General de la República, etc., son pérdidas graves e irreparables”.

Cuando un periodista le preguntó: ¿Podría negociarse algo grande entre el comandante Daniel Ortega y el Dr. Alemán? ¿Podría venir con la reelección? ¿Cuál es el futuro que mira usted?
La repuesta del vicemandatario fue: “No sé, no he hablado ni participo en ningún partido político, afortunadamente, por eso puedo tener un criterio más independiente, orientarme por los hechos y por las publicaciones, por la experiencia del pasado, y dar seguimiento a las cosas que están ocurriendo con una gran velocidad. Pero muchas de ellas no me sorprenden, siempre he dicho que “aquí no hay sorpresas, sino que sorprendidos”.

No sólo la negociación que espero que no sólo sea entre dos líderes políticos, sino entre varios más, porque le da más apertura y pluralidad a la participación en esos cuerpos colegiados de tanta importancia para la vida institucional del país.

Con respecto a afirmaciones del doctor Rafael Solís de que van a publicar una nueva edición de la Constitución para agregar el artículo 201, el vicemandatario dijo que “aquí todo ocurre. Recuerdo que en otros tiempos pasados salía una ‘fe de errata’ que cambiaba completa y totalmente una Ley”.

Otra, en una Comisión de Estilo le modificaban totalmente el espíritu y contenido, cambiando el fondo de la Ley. Lo que ocurre es que hay muchas interpretaciones en torno a eso, pero por ahora tiene la vigencia y la fuerza actual que le dan esas resoluciones de la CSJ y el Decreto del Ejecutivo.