• Bluefields / RAAS |
  • |
  • |
  • END

Patrullas del Distrito Naval del Atlántico y socorristas de la Cruz Roja de la Región Autónoma del Atlántico Sur, rescataron la mañana de ayer los cadáveres de Horacio Guevara Mairena y de Kenion Ruiz Prudo, los que se encontraban desaparecidos tras el brutal choque de pangas ocurrido el lunes cerca de Kukra Hill.

Horacio Guevara era el capitán de la panga “Rubenia”, que viajaba de Bluefields hacia La Cruz de Río Grande, mientras que el niño Kenion Prudo lo hacía en la embarcación que se dirigía de Tasbapouni hacia Bluefields.

“De esta forma se contabilizan tres muertos y 20 heridos en el accidente acuático”, informó a un noticiero radial costeño el director del Silais de la RAAS, doctor Ricardo Taylor.

Clamor de ciudadanos

El dirigente indigenista de la RAAS, Bayardo Prudo, demandó que la Fuerza Naval, la Policía y la Dirección General de Transporte Acuático sean más rigurosas en la aplicación de los códigos de seguridad en la navegación por los ríos, canales, lagunas y el mar.

“Resulta que las pangas que transportan pasajeros no cuentan con equipos de comunicación, iluminación y otros sistemas de seguridad. Además, muchos viajeros se rehúsan a utilizar los chalecos salvavidas, porque están muy deteriorados, huelen mal o son muy pequeños, y no representan ninguna garantía”, comentó.

Faltan señales en el río

En relación con este tema, el jefe de la Policía de la RAAS, comisionado mayor Marvin Alemán, reconoció que en sectores peligrosos, como curvas de ríos y canales, deberían instalarse señales de advertencia para evitar colisiones.

Alemán sugirió una reunión entre Policía, Fuerza Naval, Dirección General de Transporte Acuático, alcaldes y empresarios del sector transporte, para revisar y mejorar las normas de navegación, y de esta forma evitar accidentes como el ocurrido el lunes en Kukra Hill.