•  |
  •  |
  • END

Para hoy, la magistrada Alba Luz Ramos, Presidenta interina de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, convocó a Corte Plena, y entre los puntos que se tratarán estará el procedimiento para la convocatoria de los conjueces, que podrían sustituir a los magistrados liberales.

Sobre la ausencia de los magistrados liberales que rechazan la presencia de los ex magistrados Rafael Solís Cerda y Armengol Cuadra, Ramos declaró el miércoles que esto “no lo podemos seguir soportando toda la vida, porque todo tiene un límite”.

Llamar a los conjueces “es una posibilidad que está sobre el tapete desde hace tiempo, y discutimos sobre la legalidad de esta propuesta y su constitucionalidad”, indicó.

Un arreglo político

Con esta amenaza, los magistrados liberales colocaron ayer sobre la mesa de su contraparte, una propuesta de entendimiento entre representantes de los poderes del Estado, que para Ramos no fue un ofrecimiento de solución al conflicto del Poder Judicial, sino un intento de arreglo entre las fuerzas políticas.

“La propuesta está dirigida más a resolver la situación global --del conflicto de poderes-- que la cuestión del Poder Judicial en particular”, comentó la magistrada Ramos, quien si bien no la consideró viable ante los medios de comunicación, dijo que sería estudiada en la reunión de hoy, sin embargo, por la tarde se volvió a reunir con sus colegas y determinaron que no se abordaría la petición liberal, porque como instancia “independiente”, no debían incidir los otros poderes del Estado.

Entre los puntos de agenda a discutir hoy, están la política de comunicación del Poder Judicial, una propuesta de política disciplinaria interna de la institución, y como último punto, el procedimiento para convocar a los conjueces.

Martínez: Situación es difícil

El documento entregado por el magistrado Martínez y dirigido a los magistrados sandinistas, bajo el título “Propuesta para solucionar la crisis de la CSJ”, señala que la situación es difícil después de vencida su organización el 14 de junio del presente año.

“Lo anteriormente expuesto nos lleva a compartir con ustedes la necesidad imperiosa de buscar o promover en otros ámbitos la solución a nuestros problemas, ya que ambas posiciones son incompatibles, lo que nos impide tomar una decisión para solucionar la crisis. De acuerdo con el artículo 129 de la Constitución Política, los poderes del Estado son ‘independientes entres sí’ y se ‘coordinan armónicamente’, en este espíritu constitucional proponemos una reunión urgente de los poderes del Estado involucrados en esta grave crisis institucional, para lograr el nombramiento de cuatro magistrados para la integración completa de la Corte Suprema de Justicia”, añade el escrito.

“Éstos estarían representados así: por el Poder Ejecutivo, el Presidente de la República; por la Asamblea Nacional, un delegado de cada partido representado en la misma; y por el Poder Judicial, cuatro magistrados de la Corte Suprema de Justicia, integradas por ambas posiciones. Para mayor confianza en el pueblo nicaragüense, también proponemos como testigo calificado al Arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes. Hacemos esta propuesta pensando en los supremos intereses de la Patria”, expresa la carta firmada por Martínez, en representación de sus colegas liberales.

Para el ex magistrado Rafael Solís, sería “complicada” una reunión del Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, con los partidos políticos representados en la Asamblea Nacional”, y, en ello, la mediación del Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes.