•  |
  •  |
  • END

El mexicano José Salvador López Santos, detenido en el aeropuerto internacional de Managua con casi un millón de dólares, y a quien la Policía Nacional intentó vincular con el Cártel de Sinaloa, denunció a EL NUEVO DIARIO a través de una extensa carta que envió con su abogada, que ha sido objeto de un sinnúmero de violaciones a sus derechos humanos, procesales y como privado de libertad en un mundo donde asegura que no vale la ley sino las arbitrariedades cometidas por los custodios del sistema penitenciario.

La historia del mexicano se conoció en nuestro país la noche del pasado 21 de junio de 2007 cuando aterrizó a bordo de una avioneta matrícula XB-JCT trayendo consigo la cantidad de dinero mencionada. Pero, ¿qué pasó antes de la detención? La actual abogada de López, Xóchitl Lorena Picado, relató que su defendido salió a las cinco de la tarde del Estado de Toluca en México, y llegó a Nicaragua 8:30 minutos de la noche.

López Santos ha sido piloto de aviones desde 1997, y a partir de 2003 trabajó para Aeroméxico, donde realizaba turnos de 12 días seguidos y luego descansaba ocho, devengando un salario mensual de cuatro mil dólares, pero en esos días libres prestaba sus servicios a empresas privadas de aviación debido a que quería conseguir dinero para ampliar su casa en México.

“Nunca había tenido inconvenientes con hacer viajes privados, ya había realizado muchos viajes dentro de México transportando dinero a bancos e incluso armas a la misma Policía”, dice el mexicano en la carta.

Vio dinero cuando venía volando

López desconoce quién es el propietario de la avioneta que piloteó, sólo sabe que el nombre es Pablo, tampoco sabe quién mandó el dinero desde su país a Nicaragua, sin embargo, cuenta que recibió un itinerario legal de la ruta a recorrer, y que en el aeropuerto de México las autoridades de Migración y sobre todo de Aduanas aprobaron el viaje y el cargamento a trasladar. “Lo que sí sé es que me contrató el señor Juan Bautista Espinales para que trajera unos supuestos documentos a Nicaragua, y que aquí él los iba a recibir, pero cuando llegué al aeropuerto él no estaba y a mí me detuvo la Policía”, señala.

El mexicano reconoce que uno de sus errores fue no precisar sobre las interrogantes antes mencionadas y alzar vuelo sin antes revisar la mercancía que trasladó, no obstante, asegura que al estar en el aire volteó hacia las cajas y en una pequeña rendija pudo observar que se trataba de dólares, pero ya era tarde para ir a pedir explicaciones. “Vi todo normal y no pensé que se tratara de algo ilícito, porque si hubiese sido algo ilegal, ¿tú crees que un delincuente va a entrar arriesgándose en el aeropuerto?”, se preguntó.

Cabe señalar que en mayo de este año, la Policía capturó en el departamento de Corinto un “narcobuque” que trasladaba un mil 28 kilos de cocaína, y en el mismo iban 24 tripulantes que fueron dejados en libertad sólo porque éstos alegaron no saber sobre la carga ilegal. Las autoridades intentaron justificar la liberación diciendo que las investigaciones en este caso continuarían, pero lo cierto es que la Policía no ha beneficiado de esta manera a otras personas que han manifestado desconocimiento del material que trasladan.

¿Quién es Juan Bautista Espinales?

López asegura que realizó casi una decena de viajes a nuestro país, pero en ocasiones lo hizo porque también se involucraba en la venta de aviones, buscando ganar comisiones, pero en 2005 cuenta que uno de los aparatos que iba a vender fue retenido en Nicaragua porque la matrícula del mismo no coincidía por un error de escritura relacionada con una “i” y un “1”. “En ese momento, un amigo me dijo que conocía a Espinales y que él me podía ayudar a sacar el avión y así fue, no sé qué puesto tenía en el aeropuerto, pero sí comprobé que tenía influencias, él se me presentó como piloto y empresario ganadero, incluso el dinero supuestamente lo iba a ocupar para comprar unas tierras, pero con todo lo que me ha pasado lo que puedo deducir es que es un embaucador y ladrón de aviones”, indicó.

El piloto Espinales, en declaraciones anteriores a END, dijo ignorar por qué López lo ha mencionado desde que fue detenido, pero no explicó claramente cómo es que él ha salido vinculado a cada rato con el crimen organizado. Cuando el mexicano fue llevado a las celdas del Sistema Penitenciario de Tipitapa, La Modelo, asegura que fue visitado en tres ocasiones por Juan Espinales, quien le habría afirmado que pronto lo iban a liberar.

Víctima de prejuicios y de custodias

Al momento de la detención de López, extraoficialmente, los medios de comunicación informaron que el dinero ocupado estaba dirigido a influir en el resultado del proceso judicial que se realiza en el país a miembros del Cártel de Sinaloa. Pero la Directora General de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, ni negó ni confirmó esta información. “Hemos tenido información de inteligencia de que ha habido intento de traer cantidades de dinero”, se limitó a decir.

“¿Cuál fue mi gran delito?, haber nacido en Sinaloa, porque cuando el oficial en el aeropuerto me preguntó de dónde era originario, al ver mis documentos que reflejaban que yo soy de Sinaloa, entonces él dijo: “¡Ah! vos sos de Sinaloa, entonces sos narco, y mínimo traías ese dinero para sacar a los otros que están presos aquí”. Desde un principio mostraron discriminación en mi contra, y creo que desde allí es que se me vinculó con los del cártel injustamente”, consideró López.

El piloto mexicano fue condenado a seis años de prisión por fraude aduanero, pero no se le logró comprobar el supuesto vínculo con los de Sinaloa. Asegura que cuando estuvo en La Modelo” fue amenazado de muerte por un funcionario de alto rango de este lugar. “Él me dijo que había recibido información de que le querían hacer algo malo por mi culpa, entonces me dice: “Si a mí me pasa algo, aunque sea un rasguño, vos no salís vivo de aquí, y yo sin saber nada”, recordó.

La pareja de López, la nicaragüense Lisette Aguirre, denunció que este mismo funcionario le prohibía al mexicano participar en actividades deportivas, y aunque éste se anotaba en la lista de equipos de volibol no era llamado para integrarlo. “Además, él me anotaba en la lista para hacer las visitas en los consejos de familia para los reos, pero cuando llegaba miraba que el nombre de mi esposo estaba tachado, yo preguntaba por qué pasaba eso, y sólo me decían que el director no lo había aprobado y que no podía pasar”, recordó Aguirre.

Aislado y amenazado de muerte

El piloto denunció que en marzo de este año fue trasladado sin ninguna explicación al Sistema Penitenciario de Granada, al final le dijeron que fue para evitar que lo mataran, pero al llegar a esa cárcel fue aislado durante seis días en una pequeña celda que carece de ventilación.

Aguirre dijo que hace dos meses llegó al penal de Granada, Carmen López, hermana del detenido, para visitarlo, y le permitieron el ingreso un lunes atendiendo el derecho que tienen todos los reos a recibir visitas especiales, pero cuando ella regresó el viernes de esa semana, se le negó.

Los familiares de los reos, pueden llevar semanalmente --de lunes a viernes-- paquetes con comida o algunos artículos que necesiten éstos, pero hace dos meses Aguirre asegura que no le permitieron que el mexicano recibiera el suyo. “Un oficial no me permitió llevarle el paquete, al parecer en venganza, porque la hermana de mi esposo lo había tratado anteriormente. Por eso ahora sólo llego a dejarle algo cada 15 días”, señaló.

Llamamos a las oficinas del prefecto Alejandro Pérez Téllez, Director General del Sistema Penitenciario Nacional, y subprefecto Julio César Chávez, para preguntarles si conocen estas denuncias, pero nos dijeron que ambos estaban en una reunión. Mientras, el embajador de México en Nicaragua, Raúl López Lira, dijo a END: “Yo no conozco el caso, pero vamos a revisarlo para ver de qué se trata, es obligación nuestra vigilar para que los derechos de los mexicanos no se violenten”.

Le alargan prisión
Recientemente, López Santos recibió la mala noticia de que los magistrados de la Sala Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua, le han alargado la pena de prisión. Su abogada explicó que el TAM en vez de reducir la pena de prisión la readecuó de 6 a 11 años, debido a que el juez de primera instancia no tomó en cuenta la reforma a la Ley 42, Ley de Defraudación y Contrabando Aduanero, referida a la bonificación de la multa que debió pagar el reo, por lo que ahora los magistrados están aplicando dicho cambio contra el mexicano.

Ahora están multando a López con 59 millones 927 mil 126 córdobas, con base en cinco años más, por lo que éste manifestó que “la gente cree que yo tengo dinero, pero la verdad es que no, porque incluso he vendido dos carros, dos motos y lo que tenía para poder pagar a los abogados, actualmente le estoy pagando con algunas joyas a la abogada que me representa”.

La defensa del mexicano en un escrito al TAM manifiesta que están violando los derechos constitucionales del extranjero, quien ya debería estar libre por haber cumplido la mayoría de la pena. El detenido espera salir este próximo siete de agosto, cuando culmina su privación de libertad de seis años.