•  |
  •  |
  • END

Los magistrados orteguistas anunciaron que habrá tres llamados más a Corte Plena, y que quienes no se integren serán inmediatamente sustituidos por los conjueces.

“Son tres llamados más para convocar --a los liberales--, si no, se convocará a los conjueces, porque tenemos que buscarle una solución al problema”, dijo la magistrada Ramos, Presidenta interina de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, al finalizar la sesión de ayer.

¿Conjueces integrarán salas?

El acuerdo entre los orteguistas dice que se procederá a la integración de conjueces a Corte Plena o a cualquiera de las salas ante la ausencia, excusa, implicancia o recusación de los magistrados que la integran.

Así que, luego de la convocatoria del presidente de la CSJ, al iniciar la sesión tomarán lista de asistencia, dejando en acta las ausencias o las excusas legales que la respalden.

Una vez pasadas tres convocatorias sin que los magistrados propietarios hubiesen concurrido a la sesión, o si habiendo asistido se retiren o se nieguen a cumplir y resolver los puntos de agenda establecidos, se citarán a los dieciséis conjueces para que comparezcan a la siguiente sesión.

Con la integración de los conjueces, los magistrados propietarios ya no podrán reasumir sus cargos. Después de integrarse los conjueces en Corte Plena o en las salas respectivas, no podrán excusarse, declararse impedidos, ni ser recusados, si no es por los mismos motivos y con las mismas formalidades previstas para los magistrados propietarios.

Por otra parte, los conjueces de la magistratura que fuesen llamados para integrar Corte Plena o salas, recibirán como honorario por día desempeñado, lo que resulte de dividir los ingresos netos mensuales que devenga un magistrado propietario entre 30 días. Lo recibido será deducido al magistrado que sustituye.

Integración sería inconstitucional

Según un comunicado firmado por el Magistrado liberal Manuel Martínez Sevilla, en nombre de sus colegas, mandó a recordar que en la Asamblea Nacional existe un dictamen de la Comisión de Justicia de ese Poder del Estados del 29 de enero 2009, sobre el proyecto de Ley de Conjueces de la CSJ, y que nadie puede reglamentar lo que la ley no ha reglamentado.

Además, que la Constitución Política establece que la CSJ se integra por 16 magistrados, no por conjueces. Así que pretender integrarla permanentemente con los conjueces sería disolver la integración de la misma. Asimismo, los mencionados no pueden participar en la organización e integración de sus salas de la CSJ, según el comunicado.

Entre otro de los puntos, el magistrado Martínez alega que “los conjueces es una institución subsidiaria que requiere de una ley para su regulación. La Constitución Política en su artículo 163 establece que serán llamados a integrar Corte Plena o cualquiera de sus salas, cuando se produjera ausencia, excusa, implicancia o recusación de cualquiera de los magistrados. Esto implicaría que sólo pueden ser integrados para estos cuatro supuestos”, sin embargo, en la crisis de la CSJ, recalca que ninguno de los magistrados liberales dicen estar ausentes, no están excusados, ni están implicados o recusados.

Indica, además, que en casos de excusas y recusación de un magistrado, “la Corte en pleno --los 16 magistrados—procederá a designar al conjuez que deba suplir al magistrado implicado o señalado”.

El magistrado Martínez argumentó que la propuesta de acuerdo que hacen de la aprobación del procedimiento para la integración de los conjueces, confirma la necesidad de que debe haber una regulación del tema, pero no por la vía de un acuerdo, sino a través de una ley, como lo ha contemplado la Comisión de Justicia en el dictamen favorable del proyecto de Ley de Conjueces.

Ante esto, Ramos respondió que como poder independiente, la Constitución les faculta a organizar y a dirigir la administración de justicia y a dictar sus propios reglamentos internos, según el artículo 164 inciso 1 de la Carta Magna y su inciso 14.

Agregó que la forma de designar a los conjueces está establecida, y que sólo queda llamarlos cuando se les necesite.

“Si no se presentan” --los magistrados liberales—“ellos quedarán fuera. Hay que recordar que los conjueces no son cualquier persona. Éstos fueron elegidos llenando los mismos requisitos exigidos a quienes son magistrados, y se eligen con el mismo número de votos”, expresó Ramos, tras acusar a los liberales de ser los culpables de toda la situación que está desembocando en retardación de justicia, con más de 100 casos pendientes a ser estudiados en la Sala Penal.