José Adán Silva
  •  |
  •  |
  • END

A los diez años de luchas legales la causa del nemagón está en punto muerto. Miles han fallecido esperando justicia, casos millonarios se han perdido en tribunales, y ni un sólo dolar se ha venido para los afectados.

Una guerra silenciosa de conspiraciones, divisiones, tácticas dilatorias, maniobras legales, corrupción y acusaciones y otras acciones que han matado las esperanzas de los condenados por el veneno.

El campamento del Nemagón, el apoyo prometido por el presidente Ortega y la agonía de los últimos días de los bananeros. El fin de la solidaridad y una gran pregunta: ¿Porqué los olvidaron?

Lea mañana en nuestra edición impresa y digital la primera de cuatro entregas.