•  |
  •  |
  • END

Tras las declaraciones del ex alcalde de Managua, Dionisio Marenco, sobre la urgencia de dejar descansar la capital de construcciones urbanísticas, expertos, manifestaron que tomar esa recomendación al pie de la letra es irse a los extremos y apuestan porque se fortalezcan las zonas más vulnerables de la capital.

El arquitecto Luis Pérez Barberena destacó que “se supone que la capital de Nicaragua es Managua y por ende se trabaja para su mejora, la idea de hacer proyectos al lado de Masaya y Granada es interesante, y sí se puede hacer, pero es ilógico que en la capital se dejen de realizar obras.”

“¿Cuál será entonces el trabajo de la Alcaldía de Managua? Es como decirles que dejen de trabajar, lo mejor no es abandonar la capital y dejar de construir, sino reparar los daños y sus zonas vulnerables”, aseveró Pérez.

Debería ser más fuerte estructuralmente
El arquitecto Javier Chávez, manifiesta que en Managua se encuentran importantes centros industriales y comerciales, además de que es el centro económico y gubernamental del país, razones por las que la infraestructura de la capital debe ser la más segura y trabajada.

“Si es la capital hay que tomar en cuenta que debe ser el ejemplo de los otros departamentos, porque en cada país, la capital es donde están las mayores inversiones en la ingeniería de su capital, sin tomar en cuenta que acá no tenemos lugar céntrico”, indicó.

“Dionisio Marenco no se equivocó al decir que es mejor no construir más en Managua, sin embargo, ya estamos en el caballo y hay que jinetearlo, en vez de echarnos a morir hay que trabajar en pro del mejoramiento de la capital usando nuestros mejores recursos” , dijo Chávez.

“Además, la idea de sembrar más árboles en las zonas más vulnerables de Managua, es algo imprescindible para evitar mayores perjuicios en caso de desastres naturales”, finalizó Chávez.