•  |
  •  |
  • END

Una evaluación económica realizada por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel, sobre las conexiones que se efectuarán para el Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energías Renovables para Nicaragua (Pneser), que se pronostica finalice en 2014, permitirá que la cobertura de servicio energético sea del 85 al 90 por ciento.

Ignacio Coral, Consultor del BID, evaluó económica y técnicamente las obras que han sido contempladas para “los refuerzos de transmisión” por la incorporación de energía renovable, que tendrá una inversión aproximada de 73 millones de dólares.

Parte de este estudio analizó la factibilidad de conexiones de empresas, como Blue Power y EOLO, ubicadas en el istmo de Rivas, y que iniciarán labores en 2012, dijo Horacio Guerra, Representante de la División de Planificación de Enatrel.

Más refuerzos de transmisión
Con toda esta nueva energía generada, es necesaria la construcción de nuevas subestaciones, entre éstas La Virgen, que tendrá una línea de 80 kilómetros de longitud para enlazarla con Masaya por medio del circuito del Sistema de Interconexión Eléctrica para América Central (Siepac), de igual manera otra de 230 kilovatios y de ocho kilómetros que la unirá con la subestación Amayo, asimismo, un tramo de 36 kilómetros de 138 kilovatios, que se conectará con las instalaciones de Rivas, explicó el consultor del BID.

Agregó que una vez finalizados estos trabajos se conformará un anillo, al cual estarán integradas las subestaciones de Nandaime y Rivas, “esto garantizará mayor confiabilidad en el transporte de electricidad en el sur del país”. A la vez, precisó que se extenderá cuando sea concluido el montaje de toda la línea de Los Brasiles-San Rafael del Sur, que abastecerá a los departamentos de Diriamba, Masatepe y Catarina.

Estos mismos refuerzos de transmisión permitirán la instalación de más proyectos eólicos y transferencia de 300 MVA (Megavoltios Amperios) en el Mercado Eléctrico Regional (MER).

También la energía geotérmica
Guerra, de la División de Planificación de Enatrel, mencionó que se fortalecerán los trayectos para trasladar la producción de energía geotérmica de las plantas San Jacinto-Tizate y “Patricio Argüello”, mejor conocida como Momotombo, por lo que modernizarán la subestación de Malpaisillo con bahías de entrada y salida, y se instalarán dos autotransformadores de 120 MVA cada uno, en León, con una línea de 138 kilovaltios entre Malpaisillo y Momotombo.

Comentó que la anexión del aporte hidroeléctrico de Tumarín se logará aumentando la capacidad de la subestación de Mulukukú, hasta en 75 MVA, edificando una línea de doble circuito de 230 kilovoltios a lo largo de 205 kilómetros para conectarla con la futura subestación de San Benito.

Proyectos aprobados
Guerra reveló que el organismo financiero regional valoró de forma positiva las iniciativas presentadas por Enatrel, y que próximamente solicitarán el aval técnico al Sistema Nacional de Inversiones Públicas (SNIP), después de que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público firme los contratos de préstamos que posteriormente ratificará la Asamblea Nacional.

“Este proceso concluirá este año, y a inicios de 2011 estarán disponibles los recursos para llevar a cabo las primeras acciones. Estamos haciendo todo legalmente, y esperamos que para 2011 tengamos el dinero para comenzar a trabajar en los proyectos”, dijo.

El proyecto total tiene un costo de 377 millones de dólares, de los cuales, 70 millones serán invertidos en el montaje de las subestaciones de El Cua, La Dalia, Terrabona, Sébaco, Ocotal y El Sauce, así como la ampliación y creación de nuevas líneas de las existentes en Estelí y San Ramón.