•   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Los vigilantes de las escuelas públicas del departamento de Rivas continúan esperando los pagos retrasados de sus horas extras y la entrega del avituallamiento que requieren para realizar sus labores de vigilancia, ya que aducen que algunos ni siquiera portan armas. Los centinelas del Ministerio de Educación (Mined) hicieron públicas sus quejas mediante una carta cuya copia está en poder de EL NUEVO DIARIO, y en ella detallan que esperan el pago de horas extras de noviembre de 2009, en el Día de las Madres o en el Día del Padre o bien el Día del Maestro, pero las fechas pasaron por alto, y ya son ocho meses de horas extras los que acumulan sin recibir sus respectivos pagos.

Les quitan retroactivo
A la vez, los guardas se quejan de que les están recortando sus horas extras, al igual que el retroactivo del aumento salarial “que era de 470 córdobas, y nos engañaron con 120 córdobas, y las colillas del Seguro ya no las recibimos, por lo que todos estos atropellos que sufrimos el sector de seguridad del Mined-Rivas, decidimos denunciarlo”, detallan los quejosos.

En la carta, los guardas hacen un llamado al gobierno central para que escuche sus quejas, “ya que estamos hablando de un gremio pobre, que se está desprotegiendo, pese a que tenemos la misión de velar por la seguridad externa e interna de los colegios, donde se corre mucho peligro”.

En el último párrafo, los quejosos responsabilizan de lo que les está sucediendo a la delegada del Mined-Rivas, Saba Martínez, porque aducen que a la funcionaria la eligieron para que resuelva los asuntos internos de dicha institución, “y en este caso no ha resuelto nada”, detalla la carta.

EL NUEVO DIARIO trató de conocer la versión oficial de Martínez, pero una vez más adujo que no tenía tiempo para atendernos, y nos remitió con la delegada municipal de Rivas.