•  |
  •  |
  • END

SAN CARLOS/RÍO SAN JUAN
Por constante maltrato, prepotencia y autosuficiencia “ante Raymundo y todo el mundo”, según líderes sindicalistas, el cuestionado director del Hospital “Luis Felipe Moncada”, de Río San Juan, Maykel Sandoval, fue destituido de su cargo por la ministra de Salud, Sonia Castro, y a solicitud del secretario nacional de Fetsalud, Gustavo Porras.

El encomendado de la titular de Salud para realizar el cambio fue el director de servicios generales de la institución, Wilmer Beteta, quien se personó el pasado viernes a la matutina entrega de guardia que hacen diariamente en el centro asistencial. “No sólo estamos en el deber de dar buena atención a los pacientes, sino también buen trato a los trabajadores”, fueron las frases de Beteta ante las autoridades del hospital.

A partir de hoy, lunes, asume la dirección el doctor Ronald Ernesto Moreno Cárcamo, especialista en Cirugía Pediátrica.

Beteta participó en una encerrona con los directivos sindicales de Fetsalud y del hospital, donde como siempre no permitieron la cobertura periodística. La destitución se produjo ante las reiteradas denuncias de los trabajadores de la Salud y usuarios por maltrato y anomalías cometidas en el centro asistencial, pero los sindicalistas se vieron obligados a documentar con pruebas los hechos, y recurrieron ante Porras, en vista de que Sandoval se mantenía bajo la protección del director del Silais, Fernando Canales, y del secretario político, Marcos Grádiz, a quien de acuerdo con simpatizantes allegados a él, “vive tomándole la presión arterial”.

Una de las graves actitudes que le achacan a Sandoval es que en una reciente visita del Movimiento Médico Sandinista al municipio de Morrito, escondió el ultrasonido, pero lo obligaron a entregarlo.

Asimismo, fueron causas de su cambio las quejas por maltrato que por escrito presentaron especialistas en pediatría y ginecología de “La Mascota” y del Hospital “Bertha Calderón”, en una visita reciente de ese movimiento para atender a la población de Río San Juan.

Con ésta, son tres destituciones las que enfrenta Sandoval, puesto que los trabajadores de la unidad de Los Chiles y de San Carlos, también exigieron su cambio.

De acuerdo con un directivo sindical, Sandoval acosaba y buscaba cómo perjudicar a especialistas, médicos generales y personal, provocando las renuncias, como por ejemplo del pediatra Moisés Ramírez, y del anestesiólogo Nery Ruiz, y otros amenazaban con irse. El hospital carece de ambas especialidades.

La jefa de enfermería, Auxiliadora Somarriba, se vio obligada a quejarse por escrito ante Grádiz, que igual que en otras ocasiones, hizo caso omiso. Cabe recordar que en la administración de Sandoval, siete médicos fueron multados con montos que iban de los 50 mil a 8 mil córdobas por supuesta implicación en la muerte de un bebé que aspiró líquido meconial.