•  |
  •  |
  • END

El “comandante Yahob” confirmó estar al frente de un grupo de alzados en armas, al que denomina “Fuerza Democrática Nicaragüense, FDN”, pero sin revelar detalles acerca de la cantidad de hombres y zona del país donde se encuentran; sin embargo, fue tajante al señalar que “al tirano de Daniel (Ortega) no lo vamos a bajar a pañuelazos, lo vamos a bajar a balazos”.

En una entrevista ofrecida al programa “Buenas Tardes Nicaragua”, dirigido por Santiago Aburto y transmitido en Radio Corporación, “Yahob” rechaza las acusaciones del Ejército y de la Policía Nacional en el sentido de que su grupo es una banda de delincuentes comunes buscados por la justicia nicaragüense, acusados por el asesinato de un ex contra conocido con el mote de “Piraña”.

En su alocución, José Gabriel Garmendia Gutiérrez, alias “Yahob”, llama “perros” a los efectivos del Ejército y de la Policía Nacional, a quienes acusó de estar al servicio del Frente Sandinista y del presidente Daniel Ortega. La entrevista fue transmitida originalmente en el mismo programa radial hace poco más de 10 días, sin embargo, a raíz de las publicaciones de EL NUEVO DIARIO, Aburto retransmitió ayer la conversación con el personaje.

En la entrevista, “Yahob” señala que el grupo que encabeza no es el único, sin embargo, aclara que sus intenciones son “luchar contra la dictadura y el pacto”. “Voy a seguir luchando, voy a estar en la montaña el tiempo que sea necesario, hasta que este gobierno cambie sus actitudes…”, señala.

Respecto a las acusaciones en torno a que encabeza una banda delincuencial en el norte del país, “Yahob” respondió que “es muy falso, de toda falsedad; en ningún momento he participado en la muerte de ningún miembro de la ex resistencia”.

“La Policía, como siempre, son incapaces y me quisieron tildar de ser cómplice del asesinato de ‘Piraña”. Yo lamento el caso de que otros asesinaran a ‘Piraña’, pero en ningún momento he participado en eso”, dijo.

Hubo ofrecimientos
Según “Yahob”, miembros del ejército a los que no identificó, le mandaron a ofrecer dinero en efectivo y hasta propiedades en el norte del país a fin de que se desarme y se desmovilice. “Me ofrecieron dólares, me mandaron a ofrecer una finca y me mandaron a decir que arregláramos el problema”, dijo.

“Por qué, si la Policía ha sido incapaz de mostrar al autor del asesinato de ‘Piraña’ y me acusa a mí, me vienen ahora a ofrecer dinero y fincas para que me vaya a mi casa”, se preguntó “Yahob”, al tiempo que señaló a “un comisionado de Nueva Segovia de tildarme como cómplice de la muerte del ex comando”.

“Yahob” amenazó a la Policía y al Ejército a los que recordó: “Saben que tengo la capacidad para dirigir (un grupo armado) y para enfrentarme, más que todo, a sus trampas, porque ya me mandaron la primera y sobreviví”.

“Tengo capacidad y no me van a agarrar muy fácil; voy a estar en la montaña el tiempo que sea necesario para el bien de Nicaragua”, reiteró.

En la entrevista, Aburto le recordó a “Yahob” que en los años 80 la Contra fue financiada por el gobierno de Estados Unidos, encabezado entonces por el presidente Ronald Reagan. A renglón seguido, le preguntó de dónde se está financiando el grupo armado que dirige actualmente.

“Hemos venido preparándonos, tanto sicológicamente como militar y políticamente. En una guerra se necesita de todo; en los 80 fuimos financiados por Estados Unidos, pero ahorita el pueblo es el que tiene que colaborar; mi estadía en la montaña va a depender del apoyo del pueblo de Nicaragua y que sepa el pueblo nicaragüense que somos un brazo armado”, respondió.

Los malos hijos
“Yahob” también arremetió contra los diputados liberales en la Asamblea Nacional y en particular contra el presidente honorario del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Arnoldo Alemán Lacayo, a quien calificó de “un mal hijo de la patria” y de actuar con “doble cara” en la política nicaragüense.

“Este (Arnoldo Alemán) es un señor que tira la piedra y esconde la mano, pero ya lo tenemos desenmascarado…”, expresó “Yahob”.

“Yahob” dijo que Alemán debería renunciar a sus aspiraciones presidenciales y dar oportunidad a otros políticos. Se pronunció en contra de la reelección, sea esta continua o alterna, y reiteró que su lucha es contra la dictadura, la reelección presidencial y al restitución de la institucionalidad y el respeto a la Constitución Política.