•  |
  •  |
  • END

La Secundaria en la modalidad nocturna registra elevados niveles de deserción escolar. Al corte del primer semestre del año 2010, en algunos institutos públicos casi el 50% del total de alumnos matriculados ha abandonado las aulas. La principal razón, según directores de algunos centros capitalinos consultados por EL NUEVO DIARIO, es la necesidad de priorizar el trabajo.

El cierre total del turno nocturno en el Instituto Experimental México, en Managua, es, según José Siero, de la Unidad Sindical Magisterial, la clara evidencia de la crisis que está enfrentando la Secundaria en esa modalidad educativa.

Señaló que la situación no es distinta en otras modalidades y centros públicos, cuyas aulas se van quedando vacías, debido a que el aprendizaje deja de ser importante en las familias cuando la pobreza les impone otras prioridades, la alimentación, principalmente.

Es por eso que Siero cuestiona los índices de retención escolar hechos públicos por el gobierno que celebra un histórico, pero para él “irreal”, 90.5 %. En lo que va del año, el monitoreo semestral de la Unidad Sindical Magisterial les hace concluir que ya hay más del 30% del estudiantado total matriculado en 2010, fuera de las aulas.

“Parece que los que no tienen ojos para ver la gran deserción de estudiantes que hay son ellos”, agregó el sindicalista quien denunció que existe presión a directores de escuelas para que no reporten la realidad.

Murales de colegios son partidarios
“Tienen orientaciones partidarias, la prueba está en la inflación en matrícula y deserciones… Los murales de los colegios parecen casas de campaña del partido gobernante”, criticó Siero.

En el Instituto Nacional 1ro de Mayo Douglas Sequeira, otro de los centros capitalinos que ofertan la Secundaria Nocturna, apenas 132 de los 242 estudiantes matriculados permanecen en las aulas.

De acuerdo con la subdirectora Adilia Amparo Ruiz Nicaragua, el último mes iniciaron 149 pero a la fecha ya sólo 132 se mantienen. Alegó que entre las razones que motiva el abandono escolar están los cambios domiciliares y la necesidad del trabajo.

Otra muestra la encontramos en el Colegio Villa Libertad, donde de los 251 matriculados únicamente 161 se mantienen en las aulas. Su directora, Estela Berroterán, coincidió en que la dificultad que tienen los alumnos para combinar escuela – trabajo es la principal causal de abandono. No obstante, sostuvo que no contemplan el cierre del turno ya que las orientaciones del Ministerio de Educación los retan a reportar los índices más bajos de abandono.

Berroterán se declaró confiada en que esos jóvenes que ya no están bajo su tutela se hayan integrado en la modalidad dominical de Bachillerato Acelerado, denominado Sandino Dos.

De acuerdo con Siero, la inseguridad es otro factor que está motivando el abandono de los turnos vespertinos y nocturnos.