Carlos Larios
  •   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • END

El secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Marcos Carmona, afirmó esta mañana que “la justicia de nuestro país da asco”, después que diferentes instituciones del sistema judicial desestimaran las denuncias de agresión de parte de turbas orteguistas interpuestas por Leonor Martínez y Jaime Chavarría, activistas del organismo Hagamos Democracia.

Chavarría expresó que hoy se cumplen dos años de haber sido agredido él y su familia por las turbas orteguistas y que los juzgados de Managua desestimaron su denuncia, argumentando que no localizaron a los victimarios en las direcciones domiciliares. Asimismo, señaló que las autoridades de la Fiscalía “no hacen prevalecer la justicia y amparan a los victimarios”.

Por su parte, Martínez responsabilizó a la Policía y a la Fiscalía por lo que pueda pasarle, ya que asegura que sus victimarios siguen afectándola.

Martínez agregó que en su caso la Fiscalía mandó a desactivar su denuncia debido a que no habían testigos que señalaran a los miembros del Consejo del Poder Ciudadano, CPC, como agresores. Igualmente, indicó que la Policía realizó investigaciones inadecuadas, porque no incluyó en el expediente policial a los testigos que ella propuso en su caso.

Carmona aseveró que en Nicaragua ya se han agotado las instancias judiciales a las que se puede recurrir, por lo que solicitarán a la Corte Internacional de Justicia, CIJ, para que ponga mano en estos casos y criticó a la Policía por haber perdido su profesionalismo en las investigaciones de estos hechos.