•  |
  •  |
  • END

El secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, Marcos Carmona, afirmó ayer que la justicia de nuestro país “da asco”, después de que el sistema judicial desestimara las denuncias de agresión por parte de turbas orteguistas, interpuestas por Leonor Martínez y Jaime Chavarría, activista del organismo Hagamos Democracia, y el ex jefe del Distrito Cuatro de la alianza Movimiento Vamos con Eduardo, respectivamente.

“Es triste reconocer que en Nicaragua lo que menos prevalece es la justicia, es triste reconocer que tenemos instituciones que imparten justicia que sólo responde a los intereses de un partido político o a intereses del presidente (Daniel) Ortega. Esta justicia que tenemos da asco, señores nicaragüenses; da asco, porque están propiciando la impudicia, no está prevaleciendo la verdad”, señaló Carmona.

Chavarría denunció en la CPDH que ayer se cumplieron dos años de haber sido agredidos él y su familia por las turbas orteguistas, y que en los Juzgados de Managua desestimaron su denuncia, argumentando que no localizaron a los victimarios en las direcciones domiciliares.

Agregó que denunció formalmente el pasado 27 de julio de 2008 ante las autoridades por una serie de lesiones, que casi le quitan la vida junto a sus familiares, sólo porque reclamó la ilegalidad cometida por fiscales “orteguistas” y dirigentes del Consejo del Poder Ciudadano, CPC, en la Junta Receptora de Votos que él cuidaba para la Alianza Partido Liberal Constitucionalista-Movimiento Vamos con Eduardo, en las pasadas elecciones municipales.

“Nosotros hemos comparecido ante la Policía Nacional, ante todas las estructuras de la Fiscalía, ante el Poder Judicial, y no se ha hecho justicia en nuestro caso. También hemos recurrido a todas las instancias del poder electoral, porque todos se implicaron, hasta los magistrados de ese poder del Estado, hicimos acusaciones por delitos electorales, delitos de orden penal, y a la fecha ninguno ha sido evacuado”, indicó Chavarría.

Expediente policial con vacíos

Por su parte, Martínez responsabilizó a la Policía y a la Fiscalía por lo que pueda pasarle, ya que asegura que sus victimarios siguen afectándola. Ella resultó con uno de sus brazos quebrados el pasado 22 de octubre a manos de Félix Armando Tercero Arróliga, alias “Gato Félix”, por ser parte del organismo Hagamos Democracia.

El sujeto, frente a testigos, se bajó de una moto y le gritó que la vigilaba y estaría frente a ella.

“Por los medios de comunicación me doy cuenta de que mi expediente fue archivado por falta de méritos, y ayer fuimos a la Fiscalía, miramos que todos los testigos que están allí (en el expediente) son los de los CPC, los testigos míos nunca fueron tomados en cuenta, que son quienes vieron las agresiones de las que fui víctima”, señaló Martínez.

Lulio Marenco, abogado de las víctimas, dijo que “la justicia está en crisis”, y explicó que la Policía Nacional preparó a los testigos identificados como CPC, para que éstos externaran versiones falsas del hecho y así presentar un expediente débil para que la Fiscalía desestimara la causa en el caso de Martínez, mientras que en el de Chavarría, el judicial manifestó que las citaciones judiciales no llegaron a los victimarios en sus respectivos domicilios para poder realizar el proceso judicial.

Carmona aseveró que en Nicaragua ya se han agotado las instancias judiciales a las que se puede recurrir, por lo que solicitarán a la Corte Internacional de Justicia, CIJ, para que ponga mano en estos casos, y criticó a la Policía por haber perdido su profesionalismo en las investigaciones de estos hechos.