•  |
  •  |
  • END

Para el próximo mes espera el gobierno que llegue al país una misión de las empresas coreanas, que a principios de julio firmaron en Corea del Sur con la Empresa Portuaria Nacional (EPN) un Memorándum de Entendimiento para la construcción de un puerto de aguas profundas en Monkey Point, en el Caribe nicaragüense, según informó el presidente ejecutivo de la EPN, Virgilio Silva, durante el programa matutino de entrevistas del Canal 8.

Durante la visita se definirán todos los aspectos financieros del proyecto y las condiciones del préstamo. “Esperamos que vengan el próximo mes y vamos a valorar la tasa de interés y el plazo” (del préstamo), expresó Silva.

Además, el proyecto no sólo contemplará la construcción de un puerto en ese sitio, sino que pretende convertir esa zona en un centro económico que incluiría oficinas administrativas, líneas navieras, una marina, y, adicionalmente, se construirá --en lo que Silva denomina una segunda etapa-- un ferrocarril “para mover carga del Caribe hacia el Pacífico”.

Esto último es prácticamente la misma lógica de los proyectos de construcción del denominado canal seco, impulsado por dos grupos económicos durante la década de los 90, y que no lograron avanzar por diferentes motivos.

Según Silva, la construcción de esta línea férrea permitirá movilizar grandes cantidades de contenedores con mercaderías como ruta alterna al Canal de Panamá. La misma iniciará en Monkey Point y finalizará en el Puerto de Corinto en el Pacífico. “Estamos contemplando ampliar Corinto”, agregó el presidente de la EPN.

A marcha forzada
El 5 de julio, las empresas Dongyeong Engineering Consultants & Architecture Co., Ltd y Ox Invstment Finance Co., Ltd., firmaron con la EPN un Memorándum de Entendimiento para la construcción del puerto en el Atlántico Nicaragüense.

Sin embargo, eso sólo fue un acuerdo de buenas intenciones, lo cual podría tener una expresión más concreta, cuando en agosto se definan más detalles del acuerdo, según lo expresado por Silva, quien afirma que en esa ocasión ya se definirá los alcances del proyecto.

“Ahorita es el primer intento que estamos haciendo con ellos, con este Memorándum todavía no hemos formalizado legalmente, ya que esto tiene que ser analizado por la Asamblea Nacional, y esperamos que sea un éxito y la Asamblea dé su aprobación”, expresó el funcionario en el programa de entrevistas.

Oleoducto “de lado a lado”
Agregó que también se incluirá posteriormente la construcción de un oleoducto que transportará petróleo desde Monkey Point a Corinto.

Lo que el funcionario no aclaró es sobre la procedencia de los fondos, y sólo se limitó a señalar que las empresas “tienen la plata, han hecho inversiones en todo el mundo, y en Nicaragua quieren invertir”.

Pero según el Memorándum, estas empresas no son las que aportarán el dinero para el proyecto, sino que “invitarán a entidades competentes, que incluirán compañías de ingeniería y construcción, y formarán el Consorcio del Proyecto, después de la firma de este Memorándum”.

Más adelante agrega que una vez firmado el Acuerdo del proyecto, las dos empresas coreanas “harán que el Consorcio del proyecto obtenga el financiamiento del costo total del proyecto proveniente de instituciones financieras confiables”, es decir, no se menciona que ellas aportarán el capital, sino que obtendrán el aval para conseguirlo.

Por otro lado, diputados ante la Asamblea Nacional, tanto de la bancada oficialista como de oposición, han coincidido en señalar que la última palabra para la aprobación de un eventual contrato entre el gobierno de Nicaragua y empresas extranjeras para la construcción de este puerto la tiene el Poder Legislativo.