•  |
  •  |
  • END

Una comisión especial compuesta por diputados y representantes de organismos nicaragüenses que apoyan a los migrantes nicaragüenses en el exterior, formuló ayer una serie de demandas al gobierno de Nicaragua, después de realizar una investigación con los nicas que residen en Costa Rica.

Agustín Jarquín, Presidente de la Comisión de Población y Desarrollo de la Asamblea Nacional, quien formó parte de la comitiva investigadora, dijo que el gobierno debe fortalecer los equipos de trabajo que tienen en la embajada y consulado de Nicaragua en Costa Rica, para que puedan atender la gran demanda que existe.

Agregó que entre 200 y 250 mil nicaragüenses necesitan legalizarse en ese país, y de esa cantidad, unos 30 mil “ni siquiera tienen partida de nacimiento, y el ritmo con el cual los están registrando y otorgándoles un carné consular, es de dos mil personas por mes.

Jarquín demandó al gobierno ampliar el personal del consulado y embajada de Nicaragua en Costa Rica, para que los pasaportes nicaragüenses se vuelvan a emitir en el consulado o la embajada de ese país, y así evitar que los compatriotas tengan que estar viajando a Managua para obtener esos documentos.

Hace cuatro años se suspendió la fabricación de pasaportes ordinarios nicaragüenses en el consulado de San José.

El legislador demandó que se establezca la entrega de partidas de nacimiento de los nicas en el consulado, y eliminar el requisito de presentar la cédula de identidad, debido a los problemas que aún subsisten en el Consejo Supremo Electoral para poder obtener el documento de identidad.

Restablecer consulados móviles
La comitiva también recibió demandas de los nicas radicados en Costa Rica, quienes pidieron que se restablezcan los consulados móviles que puso a funcionar la entonces cónsul de Nicaragua, Leticia Herrera.

Los consulados móviles se están requiriendo en el sector fronterizo con Panamá, debido a la presencia de grandes cantidades de nicaragüenses que se han trasladado a ese punto del país canalero, en busca de fuentes de trabajos.

Roberto Antonio Ruiz, coordinador del programa de atención a trabajadores inmigrantes de la CST, dijo que “hay muchas cosas que hacer en Costa Rica, principalmente en lo de la documentación, pero hay que reconocer que fuimos recibidos por las autoridades costarricenses, y se mira que hay buena voluntad de que nos sentemos para irle dando repuestas a las demandas de los nicaragüenses”.

La comitiva informó que con las autoridades costarricenses lograron que no les sigan cobrando a los nicas 200 dólares para tener derecho al papeleo y obtener el permiso para trabajar en ese país, ya que ese proceso incluye gestiones en Nicaragua y Costa Rica.

Sobre la necesidad de bajar los costos de cada trámite --que anda en los 40 dólares por documento-- la comitiva llegó a acuerdos con el presidente de la Asamblea Legislativa de Costa Rica, Luis Gerardo Villanueva, y con cinco diputados de las bancadas de ese poder de Estado, quienes se comprometieron a revisar esa situación.

Norwin Solano, de la Red de Inmigrantes de la Sociedad Civil, y quien formó parte de la comitiva, afirmó que la gira fue interesante, porque se confirmaron unas teorías que sobre la base de investigaciones se habían venido desarrollando sobre la necesidad de fortalecer los consulados de Nicaragua en Costa Rica.

Diariamente el consulado de Nicaragua en San José colecta en trámites 12 mil dólares, y en los momentos pico llega a 30 mil dólares por día, “lo que es una cantidad que perfectamente puede reinvertirse en mejorar la atención de los compatriotas”, dijo el legislador.