•   Bluefields, RAAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Las cinco cooperativas de transporte local en Bluefields tienen dos días de haber iniciado un paro de transporte, con “piquetes” ubicados en seis puntos estratégicos de la ciudad, y más de 400 taxistas y ruteros argumentan su protesta por el alza continua del combustible, la inestabilidad en la entrega del bono y la monopolización en la distribución.

La protesta afectó a cientos de estudiantes de primaria, secundaria y universidades, quienes tuvieron que caminar hasta sus centros de estudio, y en algunos casos las actividades académicas fueron suspendidas. Igualmente, afectó al sector comercio, porque algunos transportistas de carga incrementaron hasta en tres córdobas el valor por cada canasta trasladada.

El cadete Omar Alvarado dijo que la demanda es contra una nueva gasolinera que estará ubicada en el barrio Lomas Frescas, y advirtió que hay miembros de las cooperativas que quieren ser parte de dicha estación.

Alvarado también afirmó que quien controla la venta de carburantes es Ledi Dixon, quien funge como gerente de las tres gasolineras que operan en Bluefields. Ledi es hermano del ex jefe policial Dean Dixon, quien a su vez está asociado con Lumberto Campbell en dicho negocio.

Para hoy, jueves, se espera llegar a un acuerdo con el secretario político y delegado del gobierno, ingeniero Johnny Hodgson.

No abandonarán tranques
José Luis Arias, uno de los líderes que está en uno de los puntos donde permanecen las protestas, dijo que se mantendrán firmes hasta lograr un acuerdo. Ya se han registrado varios hechos violentos, como la quema y pinchaduras de llantas de autos y motocicletas, y han salido a relucir palos y machetes amenazadoramente.

Los transportistas dicen que necesitan reunir 750 córdobas diarios como mínimo, que distribuyen en 250 que le pagan al dueño del vehículo, 400 córdobas de combustible y lo que les queda, es lo que llevan a casa.