•  |
  •  |
  • END

La Policía Nacional ha decidido enviar a Panamá a la pareja de norteamericanos señalados de haber cometido una serie de crímenes, aseguró la comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de esa institución, luego de que las autoridades panameñas solicitaran ayer oficialmente su extradición.

La pareja fue capturada el lunes por miembros del Ejército de Nicaragua en el río San Juan, cuando venían huyendo de Costa Rica.

Las autoridades panameñas, a través de Interpol, solicitaron la extradición de William Adolfo Cortez Reese, alias “Wild Bill” (Salvaje Bill), y su mujer, Jeana Seana Cortez, quienes escaparon de Panamá, desatando una cacería por tres naciones de América Central.

“Se hicieron coordinaciones con la Interpol de Panamá, y en los próximos días o en las próximas horas serán entregados a las autoridades panameñas. Esto se hará en un proceso de extradición a través de la Dirección General de Migración y Extranjería, porque ellos son ilegales en nuestro país”, afirmó Reyes.

Por petición de Panamá, la Policía costarricense había iniciado el fin de semana la búsqueda de la pareja, que escapó de Panamá luego que las autoridades hallaran cerca de su casa los restos de dos víctimas.

Confirmado: “Son ellos”
Reyes aseguró que han comprobado que la pareja de “gringos” detenidos son las personas que ha estado buscando la Interpol.

“Todos los procedimientos que están establecidos cuando (los detenidos) pasan por la Dirección de Auxilio Judicial fueron practicados: fotografías, huellas, etcétera, y sí está comprobado que son ellos”, aseguró.

La jefa policial agregó que los detenidos guardan prisión en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, y desde ayer están a la orden de la Dirección General de Migración y Extranjería.

Mientras, la Policía panameña sigue excavando en la apacible finca donde vivían los sospechosos, en busca de más cadáveres.

Por ahora, las autoridades de ese país responsabilizan a la pareja --cuya auténtica nacionalidad ignoran, y que portaba pasaportes holandeses al ser detenida-- de dos asesinatos y de la desaparición de otras cinco personas, incluida una familia estadounidense de tres miembros.