•  |
  •  |
  • END

Una vez más, Nicaragua obtuvo por un año la dispensa conocida como “waiver”, a la aplicación de la disposición legal que prohíbe la ayuda de Estados Unidos y el otorgamiento de préstamos de instituciones financieras, a países donde no se hayan solucionado los problemas de propiedad a ciudadanos estadounidenses confiscados.

El anuncio lo hizo ayer el Procurador General de la República, Hernán Estrada, quien afirmó que el otorgamiento se debe a la agilidad con que el Gobierno ha trabajado en la resolución de problemas de propiedades de los estadounidenses, confiscadas en los años 80.

La aprobación del “waiver” fue informada al abogado del Estado a través del embajador de los Estados Unidos en Nicaragua, Robert Callahan.

61 casos resueltos
Según una nota de prensa de la embajada de Estados Unidos, de julio de 2009 a julio 2010 el Gobierno de Nicaragua resolvió 59 casos pertenecientes a 24 ciudadanos estadounidenses, a través de indemnización.

“Además, fue resuelto un caso perteneciente a un ciudadano estadounidense por medio de un acuerdo extrajudicial, por el cual el ocupante pagó una determinada cantidad de dinero al reclamante. Igualmente, la Procuraduría General de la República remitió documentación informando acerca de la recuperación de un bien inmueble por parte de un ciudadano estadounidense. Seis ciudadanos estadounidenses desistieron de 10 reclamos”, agrega la nota.

Otros cuatro reclamos pertenecientes a una ciudadana estadounidense fueron dados de baja por falta de instancia activa de parte de la reclamante.

En total, de julio de 2009 a julio de 2010, 61 casos, pertenecientes a 26 ciudadanos estadounidenses, fueron resueltos.

Casos más difíciles
“Este año hubo índices de cumplimiento muy superiores a los del año pasado, aún en las circunstancias económicas difíciles, recalcó sin especificar el número, el procurador Estrada, a través de la oficina de Prensa.

En julio de 2009, el procurador aseguró que para este año quedaban los casos más complejos. “De los 269 reclamantes, sólo 17 son nacidos en Estados Unidos, el resto son antiguos miembros de la Guardia Nacional del régimen de Somoza y ni siquiera los gobiernos anteriores han pagado”, recalcó el Procurador el año pasado.

Sin embargo, la embajada estadounidense informó que aún existen 501 reclamos de propiedad de ciudadanos estadounidenses pendientes de solución, las cuales están “bajo el control del Gobierno de Nicaragua, incluyendo la Cornap, la Policía Nacional y/o el Ejército”.

Hasta ahora, según la PGR, Nicaragua ha pagado más de un mil 228 millones de dólares a estadounidenses.