•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Seiscientos trabajadores de las áreas de barrido de calles, tren de aseo, obras públicas, taller de mecánica, medioambiente, entre otras, suspendieron el jueves el paro de labores tras conseguir ocho acuerdos con el alcalde Enrique Saravia Hidalgo y con la vicealcaldesa Miriam Padilla Santos.

Los trabajadores demandaban aumento salarial, entrega de dos canastas básicas retrasadas como parte del convenio colectivo y destitución de varios sindicatos que califican de corruptos. Las autoridades edilicias acordaron el pago de las dos canastas del primero al 10 de agosto, confirmaron del aumento salarial de 2,800 córdobas para los choferes de la comuna, cualquier tipo de nivelación salarial será revisada y se hará de manera escalonada.

Los trabajadores denunciaron el miércoles actos de corrupción “donde un sector privilegiado y escogido por algunos compañeros de sindicatos blancos, trabajadores del área administrativa se han hecho préstamos de 20 mil córdobas y no han sido cancelados”.

El alcalde Saravia Hidalgo aseguró que en la planilla de este 30 de julio no aparecerán esos aumentos que mensualmente alcanzarían 80 mil córdobas y un millón de córdobas al año, que no está en capacidad de pagar la comuna.

Leoncia Chavarría, del área de limpieza expresó desconfianza en el cumplimiento de los acuerdos debido a que según ella, las autoridades de la alcaldía pueden camuflar en forma de viáticos o través de cheques el aumento a los trabajadores privilegiados.