•  |
  •  |
  • END

La vida de Gerardus David Story, fallecido en Alcoy (Alicante) el 18 de julio a los 82 años, quedó marcada por la terrible guerra que sacudió Europa cuando él era solo un niño. Este judío holandés que fue compañero de clases de Ana Frank vivió la dureza de la ocupación nazi de Ámsterdam.

En un libro titulado Yo burlé al Tercer Reich resumió la peripecia de un niño de 12 años convertido en adulto a la fuerza para enfrentarse a unas condiciones extremas.

Como judío libre, el pequeño David se encargó de conseguir comida para alimentar a otros judíos que estaban escondidos. Cazó perros, gatos, ratas e incluso un pastor alemán de las tropas nazis que sirvió para hacer filetes. Tras ser capturado, logró escapar cuando lo trasladaban a un campo de concentración. De su familia, compuesta por 70 personas, solo sobrevivieron él y una prima que enloqueció al ser liberada.

Acabada la guerra, abandonó una Europa desolada y recorrió el mundo trabajando como lavaplatos en un barco. Así hasta llegar a Norteamérica, donde consiguió la nacionalidad estadounidense y estuvo a punto de ser enviado a la guerra de Corea.

Su relación con España comenzó en 1960, cuando fue contratado como ingeniero civil en la base aérea de Aitana (Alicante), entonces en manos de la aviación norteamericana.

Story se casó con una española y se instaló en la vecina Alcoy, donde quedó maravillado por las fiestas de Moros y Cristianos. En un ejercicio de fidelidad a sus raíces, entró en la Filà Judíos, una formación festera que participa en los desfiles como parte del bando moro.

Con sorna, comentaba: ‘Soy el único judío auténtico de mi filà’. Este hombre sorprendente se convirtió también en el protagonista de un acontecimiento histórico para la centenaria fiesta alcoyana: fue el primer extranjero en dirigir una escuadra festera.

Un doloroso relato
En la década de los ochenta y ante la insistencia de su esposa, escribió sus memorias. Yo burlé al Tercer Reich fue una obra difícil para su autor, que, enfrentado a la crudeza de los recuerdos, hubo de interrumpir en diferentes ocasiones el doloroso relato. Terminó el libro solo en 1988, cuando dio inicio un infructuoso peregrinaje por diferentes editoriales que terminaron rechazando su publicación.

La última paradoja de esta vida apasionante llega precisamente de la mano de estas memorias. El libro es publicado finalmente en 2008 por la empresa Novaire, gestora del centro geriátrico en el que Story se encuentra internado afectado por el mal de Alzheimer, terrible enfermedad que va borrando todos sus recuerdos.

La presentación, a la que el autor no puede asistir dado el avance de su dolencia, acaba por convertirse en un pequeño homenaje de la ciudad hacia un hombre cuya vida podría muy bien convertirse en el argumento de una película. Su calidez humana ha hecho que dejara centenares de amigos alcoyanos, que han llorado la pérdida de uno de sus vecinos más singulares.