•  |
  •  |
  • END

El director Ejecutivo del organismo de Observación Electoral, Ética y Transparencia, EyT, Roberto Courtney, afirmó que el cobro de 300 córdobas por la emisión de las nuevas cédulas “es un robo” a los ciudadanos, y advirtió que la manera como se administre su entrega podría dar pie a un nuevo capítulo de fraude electoral para los comicios presidenciales de 2011, propiciando el “doble voto”.

Al hablar ayer con END de la polémica desatada a partir del cobro de los 300 córdobas, Courtney dijo estar muy preocupado por todo lo que está dando vueltas alrededor de las nuevas cédulas, e hizo notar cada uno de los aspectos que, a su juicio, dan lugar para sospechar de que se trata de algo más que “esquilmar” a los ciudadanos con el pago.

De buena a mala noticia y las suspicacias

En principio lo estimó como un nuevo problema que se suma a la ristra de anomalías que ha venido arrastrando el sistema electoral nicaragüense, presidido por el polémico ex magistrado --hoy funcionario de facto-- Roberto Rivas, situación por la que habrá que poner mucho ojo en cada cosa que ocurra con las nuevas cédulas.

“Nuestra principal preocupación es que si hay una disposición para cedular a la mayor cuantía y con preferencia a los miembros de un partido por ser empleados del Estado, que ya ocurría con la cédula vieja, ahora existe la posibilidad de que haya doble voto, porque no se sabe quién va a administrar las cédulas viejas, porque no le pueden quedar al ciudadano o al CSE, y pueden usarse para cualquier cosa”, advirtió Courtney.

Añadió que “ejemplos sobran de fiscales del partido de gobierno que votan en la urna donde realizan su labor, y que a la hora del almuerzo se van a votar al centro de votación donde están inscritos, y con la nueva cédula se les facilitan las cosas.

Courtney dijo que lo que más lamenta sobre el tema es que lo que debería ser una buena noticia, como la existencia de un documento de identidad disponible, que repone al horrible y arcaico actual, pasa a ser una pésima noticia, por la ilegalidad del cobro y por la suspicacia política que despierta, el que el Poder Electoral diga que el primer esfuerzo que va a hacer es para cedular a los que trabajan en el Estado, que en un gran porcentaje son miembros o elementos afines al orteguismo gobernante.

“El mero hecho de comenzar por el Estado es una pésima señal, además de que el momento de comenzar la entrega del nuevo documento va a permitir que de aquí a las elecciones se cedule, más o menos, a la mitad de la población apta para votar, cuando pudieron haber comenzado desde el año pasado. Pero no lo hicieron así, dejaron que corriera el tiempo y ahora van contra reloj, lo cual es muy sospechoso”, sostuvo Courtney.

Los reales para Rivas

Para Courtney, además del peligro del fraude, hay varios elementos rechazables por el cobro. Lo primero es que se esté metiendo el dinero en una cuenta del Consejo Supremo Electoral, es decir, no se trata de un ingreso fiscal a la Cuenta Única de la Tesorería, como cuando el ciudadano paga por sacar o renovar su licencia o cualquier otro servicio. “Es una cosa completamente ilegal y es un robo”, aseguró el directivo de E y T.

A la vez, calificó el hecho como un “bisne redondo con lo que debe ser gratuito”, ya que la producción de la cédula es de unos dos dólares, en un proceso que, además, fue subvencionado por una donación del gobierno de España, pero por el cual los honorables magistrados de facto del CSE están cobrando quince dólares.

“Acá estamos ante la entrega de dinero para la cuenta propia del CSE que es manejada por Roberto Rivas, donde ya no queda fiscalización alguna, porque es quien dirigió el fraude por el cual se robaron los votos, y, por tanto, no es extraño que se estén robando los fondos de ese pago”, dijo Courtney.

Sin Estado de Derecho

El directivo de EyT dijo lamentar la pasividad manifestada por los titulares de diversas entidades encargadas de velar por el buen uso de los recursos públicos y por el bienestar de la población, ante una situación como la que se ha planteado desde el cobro de la nueva cédula, aun cuando el presidente de facto de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, ha dicho que, a su juicio, el documento debería entregarse gratuitamente.

“En cualquier parte del mundo donde existe un Estado de Derecho, se le mandaría una nota al Poder Electoral, ordenándole desistir de ese cobro porque es irregular, y en el caso más severo pedir que devuelvan los fondos a las personas a la que se lo extrajeron de forma ilegal, so pena de ser procesado de no hacerlo”, señaló.

La cédula más cara del planeta

Asimismo, consideró que “lo ideal” es que se pusiera freno a lo inmediato a los cobros, “porque existe preocupación cuando se ve a una entidad que opera con impunidad, violando su mandato, y ha extendido al saqueo del erario el voto, y ahora esquilma a los nicaragüenses uno por uno, con el costo por cédula más alto de todo el planeta, porque no existe ningún otro país donde te cobren por el documento de identidad esa cantidad, ni la mitad de eso, sólo aquí, y es una ladronada”.

“El problema es que no hay control de nada, y por eso si mañana a Roberto Rivas se le ocurre cobrar 500 córdobas, en una cuenta a nombre propio y al cash, pues nadie, probablemente, haga nada, y ya estamos bastante cerca de eso, y lo peor es que ese dinero no va a ser bien administrado en asuntos que beneficien a la ciudadanía, sino que probablemente servirá para pagar el combustible de aviones, viajes y otras extravagancias”.

Atentos desde ya

Courtney dijo que como organismo de observación electoral, estarán atentos desde ya a todo lo que vaya a ocurrir con la emisión de las nuevas cédulas, pues así lo exigen las circunstancias con un CSE que tiene credibilidad cero.

“Veremos en qué medida esto va a facilitar el voto de los que tienen la cédula nueva, y la manera como estos ciudadanos están desproporcionalmente ubicados en uno de los partidos políticos, ver qué dificultad le resta a los que quedamos con el documento arcaico, que ya ha valido un ojo de la cara, y, por último, asegurarnos de que esto no facilite el doble voto, que es algo que no deja de ser bastante probable”, indicó.

-----------------------------------------------------
Sixto Ulloa: es bueno que la gente pague

Rafael Lara

Por su lado, el autollamado Procurador de Participación Ciudadana, Sixto Ulloa, primero dijo que considera bueno que la gente pague los 300 córdobas por la nueva cédula, pero también señaló estar consciente del alto precio, y que se deberían hacer algunas excepciones con las personas de bajos ingresos.

Mentira tras mentira

“El proyecto de modernización de las cédulas de identidad se viene gestando desde hace mucho tiempo, y el Consejo Supremo Electoral, CSE, recibió apoyo, si no me equivoco, de España, pero el Estado nicaragüense debía poner una contraparte, así que eso tiene un costo”, expresó Ulloa, quien aseguró que en otros países la cédula de identidad tienen costos de entre 15 y 20 dólares, sin embargo, dijo no recordar dónde se pagan esas sumas, algo que Courtney rechazó enfáticamente.

Mentalidad de pulpería

El Procurador comentó no haber tenido un encuentro reciente con los magistrados del CSE para hablar del tema, pero especuló diciendo que “seguramente con el tiempo el precio bajará”.

Ulloa aseguró que pronto pedirá un despacho con los magistrados para abordar a profundidad el tema, porque es de suma importancia orientar a la población sobre este proceso.