Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

A partir de hoy, la Corte Suprema de Justicia comenzará a trabajar los expedientes que se encuentran “trabados” en las Salas, como parte del acuerdo ratificado ayer por magistrados liberales y orteguistas en ese poder del Estado, pero la crisis no se ha superado, sólo es una solución a medias, aseguró la magistrada Alba Luz Ramos, primera vocal.

Ramos afirmó ayer que el acuerdo firmado el pasado viernes queda plenamente vigente con la firma del doctor Manuel Martínez, en representación de sus colegas liberales.

“A través de la Secretaría de la Sala Constitucional se están autoconvocando para ver mañana (hoy) en grupo de cuatro, los expedientes constitucionales iniciando con los que ya tienen proyecto de sentencia para firmar”, expresó la magistrada Ramos.

Para mañana jueves, agregó Ramos, ya está la convocatoria para Corte Plena, para conocer de las resoluciones estudiadas en la Sala Constitucional, homologar, y que los demás magistrados procedan a firmar.

“Las sentencias serán de Corte Plena, por tanto, habrá unas que tengan la firma de todos los magistrados y otras que tengan la mayoría simple, es decir, la mitad más uno (nueve firmas).

El acuerdo se refiere a que será la Corte Suprema de Justicia (todos los magistrados) la que estudiará y resolverá todos los casos radicados en las cuatro Salas: Penal, Constitucional, Civil y Contencioso, basados en el artículo 164 de la Constitución Política de Nicaragua.

¿Firmarán Solís y Cuadra?

Según los magistrados liberales, el acuerdo es claro en decir que son los magistrados constitucionales los que van a estudiar, resolver y firmar los casos, y que si los abogados Rafael Solís y Armengol Cuadra, quienes tienen sus períodos vencidos desde abril, firman o están presentes en cualquiera de los grupos de trabajo, ellos (los liberales) no firmarán, pues no los reconocen como magistrados constitucionalmente electos, según explicó el magistrado Manuel Martínez.

Sin embargo, la doctora Ramos dijo ayer que los magistrados Solís y Cuadra sí estarán firmando sentencias, pues el acuerdo no dice 12 ni 14 magistrados.

Para el lunes se está convocando al grupo de magistrados que verá los asuntos disciplinarios, nombramientos y traslado de personal.

“Vamos a experimentar el acuerdo. La crisis no ha pasado, ésta es sólo una solución a medias, para resolverle a la ciudadanía sus casos pendientes, pero aún no se ha integrado salas ni se ha nombrado a presidente y vicepresidente de la Corte”, recalcó Ramos.

Asuntos por día

El acuerdo también contempla que los lunes se verán los asuntos penales, laborales y disciplinarios por grupo de cuatro magistrados; los martes resolverán asuntos civiles y contencioso administrativo; los miércoles, asuntos constitucionales, y jueves, presentarán proyectos de sentencias aprobados y suscritos por los grupos de trabajo, para efectos de homologación.

Además, deja claro en su punto número cuatro que durante el período en que estén trabajando en grupos no se conocerá de ninguna manera causas de naturaleza política o comunes conexos, ni incidentes relacionados con los mismos. Es decir, que queda fuera el recurso de conflicto entre poderes, planteado ilegalmente por la diputada Alba Palacios, que incluye el decretazo.