•  |
  •  |
  • END

La empresa Albanisa, a cargo de los proyectos gubernamentales Casas para el Pueblo, edificó la primera de 100 viviendas que servirán de albergue a más de 500 campesinos ex trabajadores de fincas bananeras que forman parte del movimiento de afectados del Nemagón.

Las viviendas que se construyen son del estilo “dúplex”, dos casas separadas por una misma pared central. Miden 36 metros cuadrados.

Son de losetas de cemento, unidas con hierro, techo de zinc y piso de cemento refinado. Están equipadas con inodoros y lavaderos, puertas de madera y patio.

De acuerdo con Guillermo Vivas, dirigente de los ex trabajadores del banano, a la fecha, las autoridades no les han informado con precisión sobre el destino de las viviendas, cómo serán distribuidas y el carácter de posesión de las mismas.

“A la fecha sabemos que las casitas serán para nosotros, por solidaridad y cariño del comandante Daniel (presidente Daniel Ortega), pero no sabemos si las vamos a ocupar para vivir o para mantener la protesta”, dijo.

“De la forma que sea, si son prestadas, donadas, regaladas o cedidas, el gobierno nos ha mejorado las condiciones de vida en esta protesta que ya lleva diez años aquí en este lugar, donde tenemos muchos años de aguantar inviernos y veranos en estas champas de plástico, donde hemos visto morir a mucha gente de enfermedades”, señaló el dirigente campesino.

De acuerdo con el portal oficialista El 19 Digital, que cita al ingeniero Sergio Guzmán en el proyecto, las casas serán para sacar del hacinamiento a los reclamantes, que pernoctan desde hace diez años en casas de plástico y cartón en el Parque “Pedro Joaquín Chamorro”.

“Este proyecto es específico para la gente afectada por el Nemagón, es decir, se les va a dar una vivienda decente para sacarlos de ese hacinamiento en que han estado durante muchos años, en esas champas de plástico y cartón”, dijo el portal gubernamental.