•  |
  •  |
  • END

Estudiantes del Instituto “José Antonio Hooker y Reyes”, ubicado en el barrio La Primavera, mantienen tomadas las instalaciones de ese centro en protesta por la decisión del Ministerio de Educación, Mined, de destituir a la directora, Aleyda Aragón.

Los escolares cerraron portones y se resistieron ante cualquier intento de negociación con las autoridades del Mined, ya que consideran “injusto e innecesario el cambio”. Dijeron tener conocimiento de que todo se deriva de asuntos partidarios.

La mañana de ayer, el delegado municipal del Mined, Sergio Mercado, se presentó al centro para buscarle salida al problema que por dos días ha parado las actividades en ese centro de estudios. Desde adentro los colegiales gritaban: “No nos van a convencer, queremos a la directora”.

Llevaba la carta sólo para que se firmara

Mercado, llevando la carta de destitución de Aragón para que allí mismo le firmara el recibido, reunió a los docentes para explicarles que la decisión de retiro de Aragón estaba tomada y obedecía a razones administrativas. Allí a los maestros les dijo que las autoridades tenían el derecho de realizar ese tipo de cambios y que los cargos eran transitorios.

Incluso, lejos de explicar las razones que motivaron la decisión de la remoción de Argón, algunos maestros llegaron a plantearle a la ex directora que como militante del partido de gobierno había que aceptar las decisiones que sus dirigentes tomaran.

Aragón respondió declarándose afín al partido gobernante, y que sin problemas estaba aceptando las decisiones, pero recalcando su formación profesional más que su afiliación política.

Chismes y zancadillas

“La más afectada aquí soy yo”, les dijo, lamentando que las decisiones en el Mined sean motivadas por chismes y zancadillas que informantes anónimos les llevan “con mala fe”. Señaló que es una lástima que los problemas reales del centro no se atiendan tan eficazmente como los que responden a otros intereses, y cuestionó que su gestión para resolver problemas graves no haya sido valorada, y puso como ejemplo su petición de un psicólogo para que atendiera los casos de violencia intrafamiliar que sufren muchos estudiantes.

Patricia Alvarado, madre de familia que respalda la huelga, reclamó a las autoridades una explicación convincente del retiro de la directora, pues recalcó que los dos años y medio de su gestión fueron de provecho. “Incluso, rescató a muchos chavalos que querían dejar la escuela”, señaló.

Corrida “es la llave”

El delegado municipal del Mined dejó claro que espera que sus gestiones de mediación sirvan para que “salga humo blanco”, y dio a entender que Aragón sería la persona encargada para convencer a los estudiantes de bajar la guardia. “Ella es la llave”, apuntó.

Por su parte, Aragón expuso que oficializada su salida de ese centro no tenía más que hacer, y que “la institución es la que tiene que atender el problema”, haciendo énfasis en que no tiene nada que ver con la toma de las instalaciones del centro.

El Instituto “José Antonio Hooker y Reyes” tiene una población escolar de unos 750 estudiantes en los turnos regulares, además de quienes asisten a la modalidad nocturna y sabatina.