Carlos Larios
  •  |
  •  |
  • END

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) interpuso un recurso de apelación ante el Ministerio Público (MP) la mañana de ayer, debido a que esta misma institución desestimó la denuncia por el caso conocido como “Navidad Roja”, donde los señalados son 20 funcionarios del gobierno sandinista en los años 80, y quienes habrían cometido genocidio contra los pobladores de comunidades miskitas en la Costa Atlántica.

En este caso, la fiscal adjunta Ana Julia Guido justificó la desestimación de la denuncia porque los testigos nunca escucharon que los 20 funcionarios denunciados hayan dado la orden de cometer esa acción.

“Primero, sentimos que la Fiscalía era el defensor de los denunciados; segundo, es triste decir que estaban pidiendo dictamen de Medicina Legal de los muertos; tercero, estaban diciendo que sí habían escuchado dar las órdenes de las personas que cometieron esos crímenes, entonces son situaciones que no tienen sentido”, criticó Marcos Carmona, Director Ejecutivo de la CPDH, quien cuestionó el hecho de que la Fiscalía emitió su resolución sobre el caso el pasado 16 de julio de este año, pero fue hasta este martes que el organismo que dirige fue notificado.

Causa irá Puerto Cabezas y CIDH

Carmona dijo que enviarán la denuncia a Puerto Cabezas, y esta vez llevará adjunta una declaración jurada del coronel en retiro del Ejército de Nicaragua, Víctor Boitano, quien estuvo activo en los años 80. “Allí (dice) que en las reuniones que él participó, Humberto Ortega (jefe del Ejército en ese entonces) decía que debían poner orden a cualquier costo, para que así vean que cuadros internos del Ejército de esa época dieron la orden de no sólo reprimir a las comunidades miskitas, sino hasta de matar”.

Indicó que no esperan que el Ministerio Público admita la apelación, pero al menos ponen en evidencia que en nuestro país la justicia no prevalece. Agregó que hoy harán del conocimiento de la denuncia a los miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que este organismo internacional se pronuncie sobre la misma.