•  |
  •  |
  • END

En representación de la facción orteguista de la magistrada Alba Luz Ramos, quien temporalmente administra la Corte Suprema de Justicia, CSJ, la magistrada Juana Méndez hizo un llamado a los conjueces para que se presenten el próximo lunes, aduciendo que los magistrados liberales no cumplieron con el acuerdo que habían ratificado esta semana.

Váyanse… a la corte del cielo

“Hemos tratado en lo posible, y en el extremo, de tener paciencia para que ellos --los liberales-- se incorporen y trabajen normalmente. Ahora sí, les dijimos: Váyanse a la corte del cielo”, expresó la magistrada Méndez, al brindar declaraciones luego la reunión de Corte Plena que sostenían.

“Ya no hay más qué hacer, pues prácticamente nos han querido hacer caminar en arenas movedizas. Nosotros hoy les pedimos certeza, definición y dijeron: Nos retiramos para que ustedes hablen”, aseguró la magistrada, señalando que ya no hay nada más qué hablar, aunque si el lunes 9 de agosto ellos se presentan y comienzan a trabajar, simplemente cumplirán con lo que se les había propuesto.

Los magistrados habían llegado a un acuerdo en que los abogados Rafael Solís y Armengol Cuadra, a quienes se les vencieron sus períodos como magistrados, pero seguían asumiendo el cargo a través de un decreto presidencial cuestionado, no integraran grupos para resolver los casos de las Salas.

Tal propuesta supuestamente fue aceptada por los orteguistas, pero a la hora del acuerdo por escrito, no hablan de magistrados legalmente constituidos, como estaba propuesto. En tal caso, en la sesión de trabajo se encontraron con una resolución en la cual una sentencia está firmada por los magistrados Solís y Cuadra.

Carta de disidencia

Por eso Iván Escobar Fornos, Manuel Martínez Sevilla, Edgard Navas, Gabriel Rivera y Sergio Cuarezma, a excepción de Antonio Alemán, que se declaró enfermo, ayer entregaron una carta en la que presentaron su voto disidente. Entre las razones están que la presente sentencia está suscrita por dos personas que a la fecha no ostentan la investidura de magistrados, y como consecuencia señalan que la sentencia es nula, por lo que no tiene efectos legales y jurídicos.

Asimismo, alegan que la impugnación la fundamentan en la Constitución Política y en el inciso seis del acuerdo suscrito el viernes 30 de julio del presente año, dado que la firma de los magistrados constitucionalmente electos, es un presupuesto constitucional y procesal para la validez de las resoluciones y sentencias que dicte la CSJ.

Finalmente indican que en caso de que no se insertara esta impugnación en el libro de voto y en la correspondiente sentencia, ellos no firmarían el libro de voto ni la sentencia.

Ante esto, según las declaraciones de la magistrada Méndez, ellos trabajarán de acuerdo con la disposición constitucional, donde se establecen los conjueces en caso de ausencia, o de magistrados que no quieren asumir sus funciones, o que caen en desacato a leyes de la República que se encuentran firmes.

Con esto, “entendemos que hay falta de voluntad. Entonces, nosotros sintiéndonos amparados en el marco legal, vamos a llamar a los conjueces para el día lunes, para establecer mecanismos de trabajo, cómo serán electos y seleccionados. Posteriormente, el miércoles, pasaríamos a conformar Corte Plena con ellos”, comentó, remarcando que apoyan tanto a Solís como a Cuadra en los cargos que ocupan, aunque sus períodos estén vencidos.

Sobre si los magistrados liberales continuarán devengando su salario, dijo que eso se tiene que redefinir, si los conjueces tendrán salario permanente. Así, según supimos, a partir de hoy la administración de la CSJ les retendrán los salarios a los magistrados liberales, a sus secretarios y asesores, además de cortar la cuota de combustible que se les asigna normalmente.