•   WASHINGTON / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El sistema judicial en Nicaragua “siguió siendo muy corrupto y politizado”, lo que puede ser aprovechado por grupos terroristas internacionales, señaló el Departamento de Estado de Estados Unidos, EU, en su informe anual publicado ayer.

Tanto Venezuela y Bolivia como Nicaragua ampliaron sus nexos con Irán, otro de los países incluidos en la lista de estados patrocinantes del terrorismo, agregó el informe.

Asimismo, Cuba ha dado refugio y apoyo a grupos irregulares, por lo que se mantiene en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

El gobierno de Cuba “continuó otorgando refugio seguro a miembros de las FARC, ELN y ETA”, considerados terroristas por Estados Unidos, “proveyéndoles apoyo logístico y médico”, indicó el informe del Departamento de Estado, que evalúa la cooperación antiterrorista con Estados Unidos durante 2009.

Los estados considerados patrocinadores de terrorismo no pueden recibir ayuda económica de Estados Unidos ni gozar de beneficios comerciales ni de tratados financieros, entre otras prohibiciones.

Estados Unidos reconoció que no tiene “evidencias de financiamiento directo de Cuba a organizaciones terroristas durante 2009”. No obstante, la isla comunista siguió “permitiendo que fugitivos de Estados Unidos vivieran legalmente”, entre ellos asesinos condenados y secuestradores.

FARC, principal amenaza en la región

El informe del Departamento de Estado se divulga en momentos en que el gobierno de Barack Obama ha vuelto a alejarse de Cuba, luego de intentos por aproximarse a La Habana, con la que carece de relaciones formales desde hace medio siglo.

En su informe, el Departamento de Estado afirmó que la principal amenaza terrorista en la región fueron las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), mientras que el riesgo de un ataque de un grupo transnacional “siguió bajo”.

Las FARC han usado “regularmente” territorio ecuatoriano para recuperarse, y la cantidad de ayuda que reciben del gobierno de Venezuela “sigue siendo incierta”, señaló el texto.

Estados Unidos identificó avances antiterroristas en países como Colombia, México y Argentina, pero fue crítico de Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

Los documentos de identidad y pasaportes en Venezuela son “fáciles de obtener a través de medios fraudulentos”, lo que crea una potencial vía “a” los terroristas para viajar internacionalmente”.