•   Bluefields  |
  •  |
  •  |
  • END

Unos 200 pobladores y productores de Apawas, en La Cruz de Río Grande, mantienen retenidos a siete funcionarios de la empresa Centrales Hidroeléctricas de Centroamérica, que son la cara pública de las empresas brasileras Queiroz Galvao y de la Estatal Brasileña Electrobras.

Este grupo de funcionarios llegaron a la comunidad de Apawas a terminar las negociaciones para la compra de propiedades a las casi 500 familias que habitan esta comunidad.

Pero según Juan Ramón Espinoza, estas personas llegaron a tratar de hacer ofertas individuales a las familias, pagando a 200 dólares la manzana de tierra, siendo que en las negociaciones previas se había solicitado entre 800 y un mil dólares por manzana.

Cruel burla, dicen

Espinoza, coordinador de la Asociación de Pobladores de Apawas, dijo vía telefónica que los lugareños están molestos por el incumplimiento por parte de esta empresa a todos los acuerdos, “y si de esta forma nos están tratando ahora para indemnizar nuestras tierras, ¿qué podemos esperar de las otras promesas de reubicarnos, construirnos obras sociales...?

La población de Apawas está exigiendo que haga presencia en la comunidad Marcelo Conde, Presidente de Centrales Hidroeléctricas de Centroamérica, para negociar directamente con él, y también representantes del gobierno central y regional.

Retenidos hasta que llegue comisión

Confirmaron que mantendrán la retención de estas personas hasta que llegue esta comisión de alto nivel y haya presencia de los medios de comunicación nacionales, y puedan aclarar todos los puntos que les interesa como población afectada por la construcción de la Hidroeléctrica Tumarín.

El Proyecto Hidroeléctrico Tumarín tiene un costo aproximado de US$600 millones. Se espera que la hidroeléctrica entre en operaciones en 2014. Contempla, además, la construcción de una red eléctrica de 81 kilómetros.

En julio de 2009, la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó una Ley Especial para el desarrollo del “Proyecto Hidroeléctrico Tumarín”, desarrollado por la Empresa Centrales Hidroeléctricas de Centroamérica (CHC), de capital brasileño, que se ejecutará en el municipio de La Cruz de Río Grande, Región Autónoma del Atlántico Sur, en un término de cuatro años la fase de construcción. y treinta años en concesión a favor de la empresa brasileña.

Se espera que el Proyecto Hidroeléctrico Tumarín empiece a generar energía a finales de 2012. Según el perfil, está proyectado que producirá 220 megawatts, tendrá una inversión de 607 millones de dólares y creará 6 mil empleos.