• |
  • |
  • END

Un muerto, casas semidestruidas, desborde de ríos y daños en la red vial fueron las consecuencias de los fuerte aguaceros que se prolongaron desde el sábado hasta la madrugada de ayer, en las zonas Norte y Occidente del país, los cuales según el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, se debe a un eje de vaguada que se desplaza gradualmente por el territorio nacional.

La víctima que aún no ha sido identificada, intentaba cruzarse un río ubicado en la comunidad de Cosmapa, municipio de Chichigalpa, departamento de Chinandega, cuando fue arrastrado por las corrientes crecidas del afluente, según miembros del Centro de Emergencias de la Policía Nacional.

Hasta el cierre de nuestra edición, socorristas de la Cruz Roja y del Benemérito Cuerpo de Bomberos intentaban rescatar el cadáver.

El mayor Rolando Murillo, de Defensa Civil, indicó que en Jinotega resultaron afectados cinco barrios, pero las más perjudicadas fueron 45 familias cuyas viviendas quedaron anegadas.

Mientras tanto, en Matagalpa, la Defensa Civil reportó 42 viviendas afectadas en los barrios San Martín, Primero de Mayo, Guanuca, El Tambor, La Hielera y los alrededores del estadio, donde los perjudicados tuvieron que dejar por un rato sus viviendas, debido a una amenaza mayor.

Lluvias son bomba de tiempo

En ese mismo departamento (Matagalpa), el Benemérito Cuerpo de Bomberos acudió a los diferentes sectores afectados y aseguraron que sólo hubo casas inundadas por las fuertes correntadas que bajaban de los cerros, además de algunas paredes derrumbadas y pérdida de alimentos en algunas casas donde sus dueños no tuvieron tiempo de trasladarlos a otro lado.

Mientras, las brigadas de rescate y los comités de emergencia local estuvieron en alerta sobre el sector del reparto Primero de Mayo, para atender a las personas si el río se desbordaba, pero éste no se salió de su cauce, a pesar de que estaba bastante crecido.

“En total, resultaron perjudicadas 225 personas, no hubo evacuación. Los que habían dejado sus casas regresaron al poco tiempo. También reportamos el desbordamiento de ríos, el socavamiento de un puente en Matagalpa, y de tramos de carretera que quedaron partidos en Jinotega, producto de las fuertes corrientes que bajan de las montañas”, afirmó Murillo.

El mayor de Defensa Civil también refirió que las lluvias no han sido constantes, ya que una comitiva de esa entidad que se encuentra en los departamentos afectados, les dijo que el cielo ha estado claro, pero que de repente se pone oscuro y comienzan las tormentas eléctricas y las fuertes precipitaciones.

Autoridades en alerta

“Una comitiva se encuentra en el lugar, donde se reunieron con autoridades departamentales para evaluar los daños causados por las lluvias. El Comité Municipal de Prevención de Desastres se encuentra preparado ante cualquier imprevisto”, añadió Murillo.

El jefe del Sexto Comando Militar del Ejecito de Nicaragua, Coronel Ricardo Sánchez, indicó que 80 efectivos del Ejército están en alerta para atender cualquier emergencia que se presente, ya que están preparados para realizar salvamento y rescate en estos casos, y la amenaza de lluvias aún persisten.

En el municipio de San Ramón, las lluvias causaron quince revenidos sobre la carretera San Ramón-Matiguás, dejando incomunicados a esos dos municipios, y varios vehículos --tanto del transporte colectivo como privado-- quedaron entrampados, por lo que el alcalde de ese municipio, Marvin Aráuz, coordinó con el MTI y la empresa MECO, que pusieron su maquinaria a la disposición, logrando despejar la vía y restablecer el transporte.

En las comarcas San Pablo y Taspale, cuatro viviendas fueron totalmente destruidas y unas 30 personas resultaron afectadas, aseguraron las autoridades municipales, por lo que ya se están realizando las gestiones correspondiente para ayudarles.

Ineter: condición atmosférica inestable

Por su parte, la meteoróloga de turno, Albania Cordonero, señaló que durante las próximas horas no se espera el ingreso de ningún fenómeno natural. “No hay ondas tropicales porque apenas están saliendo de África, y el área de disturbios que está en las Bermudas no nos va a perjudicar, porque se va a desplazar al suroeste si logra desarrollarse”.

Cordonero explicó que las lluvias que están cayendo en el territorio se deben a que el eje de vaguada que se ha estado desplazando lentamente por el territorio nacional, interactuó con la zona de convergencia intertropical que se encuentra en las costas del litoral Pacífico.

Como resultado, la parte Norte del país ha reportado fuertes precipitaciones, según cifras de Ineter. El departamento donde han caído más lluvias es Jinotega, con 78.7 milímetros de agua, seguido de Juigalpa, Puerto Cabezas, Condega, Bluefields y San Isidro, donde se reportaron entre 30 y 49 milímetros de lluvia.

Durante los próximos días, la meteoróloga señaló que las condiciones atmosféricas estarán inestables, pero que en Managua hay muy pocas posibilidades de lluvia, solamente pasará nublado en horas de la tarde, mientras en el norte seguirá lloviendo.