• LEÓN |
  • |
  • |
  • END

Los despidos injustificados y la persecución política en contra de docentes y personal administrativo en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, fue catalogado por los miembros de la Asociación de Trabajadores Docentes, ATD, de dicha institución como “terrorismo laboral”.

Desde el año anterior, la UNAN-León implementó despidos del personal docente aduciendo problemas económicos por los recortes presupuestarios que la Asamblea Nacional asigna a las universidades a través del 6% constitucional.

Pero los despidos injustificados en contra de los docentes continuaron en el presente año, al igual que las contrataciones de un nuevo personal, con la aprobación del Concejo Universitario bajo el rectorado de Róger Gurdián Vijil.

Página triste en la vida universitaria

“La universidad está viviendo una de las situaciones más críticas y profundas de la historia, una crisis sobretodo de orden ético, en donde prevalece la injusticia y el autoritarismo de las autoridades de la universidad a través del Concejo Universitario”, dijo Arnoldo Toruño, Presidente de ATD, tras denunciar el despido de dos destacados docentes, que a su criterio Es injusto y arbitrario.

El despido en contra de los catedráticos universitarios Eddy Vásquez y Rafael Salinas podría ratificarse este martes a las 2:00 de la tarde por el Concejo Universitario. Ambos docentes con 30 y 15 años, respectivamente, de laborar en dicha Alma Máter están siendo acusados por compañeros de labores y estudiantes.

Ribetes políticos

El profesor Rafael Salinas desmintió las acusaciones efectuadas por estudiantes, que supuestamente lo señalan de utilizar palabras obscenas durante las clases, “estoy preocupado porque me están aplicando sanciones muy graves, pero son acusaciones infundadas y carentes de pruebas testificales, tengo 33 años de labor académica y mi reputación es intachable”, dijo Salinas.

Por su parte, el asesor legal, Edgard Delgado, Secretario de Asuntos laborales en la ATD, afirmó que los despidos contra Vásquez y Salinas a todas luces se ve que tienen ribetes políticos.

“Las autoridades facultativas y el Concejo Universitario no están apegados a los reglamentos y estatutos que rigen a esta institución, y por eso vemos que es una situación de orden político que va a tener resultados negativos en contra de los trabajadores porque el Concejo Universitario está dominado por el orteguismo”, detalló Delgado.

Buscan intimidarlos

Pero la persecución política en contra de los trabajadores de la universidad tiene el propósito de intimidar, así como sucede en otras instituciones del Estado, aseguró Rodolfo Pérez García, Secretario de Organización en la ATD de la UNAN-León.

“Lo que está pasando en la UNAN-León es terrorismo laboral, porque las autoridades facultativas y el Concejo Universitario están pisoteando todos los requerimientos de ley para correr bajo cualquier pretexto a los docentes que no promulgan con el partido gobernante”, denunció Pérez García.

Señaló el funcionario que el cuerpo jurídico del sindicato revisó los distintos procesos y los expedientes de cada uno de los docentes señalados y no encuentran causa alguna, más que revanchismo político, igual como sucede en instituciones del Estado, refirió.

De acuerdo con Rodolfo Pérez García, la universidad se encuentra en peligro, si estas autoridades despiden a estos maestros posteriormente cualquier otro docente o trabajador corre el mismo riesgo de ser despedido injustamente por motivos políticos, “quiero que sepan que después de estos dos maestros, hay una lista de trabajadores que están bajo la amenaza del despido, tenemos que solidarizarnos con estos dos compañeros porque después vamos a lamentarnos”, concluyó.