• |
  • |
  • END

La Policía Nacional tomará hoy la declaración del ex juez Leonardo Ruiz Martínez, quien la semana pasada denunció a dos agentes de drogas de haberle “plantado” 19.8 gramos de cocaína su esposa y cambio de la libertad le exigieron dinero.

No obstante, el denunciante dijo este fin de semana a EL NUEVO DIARIO, que lo sucedido con su esposa se ha vuelto una práctica común entre los agentes de drogas, los cuales cuentan con el consentimiento de sus jefes.

Ruiz Martínez presentó como pruebas videos y grabaciones, las cuales fueron publicadas en este periódico. Al día siguiente de la publicación, la Inspectoría General de la Policía anunció la suspensión de los funcionarios policiales Alberto Núñez y Carlos Flores.

Además, los dos agentes antinarcóticos fueron remitidos a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), donde se determinarán si existen responsabilidades penales en su contra.

Ruiz Martínez celebró la decisión de las autoridades policiales, pero simultáneamente exigió una investigación a profundidad.

“Eso lo hacen a cada rato para sacar dinero”, expresó. En su denuncia, Ruiz Martínez dijo haber entregado nueve mil 500 córdobas al agente de droga Alberto Núñez.

“Él (Núñez) me dice que su jefe tiene conocimiento de todo, pero cuando yo le pregunto cómo me garantizás que mi mujer va salir, me respondió: ’Mirá, mi jefe inmediato tiene conocimiento de todo lo que yo hago, y aprueba todo’”.

Este dinero supuestamente se lo dio a Núñez el mismo día de la detención de su esposa. Fue en una gasolinera donde dice que el agente de droga le expuso lo siguiente: “Mirá, vos sabés que entramos sin orden de allanamiento a la casa, entonces lo que vamos a hacer es que vamos a hablar con el subcomisionado Roque, que es el Jefe de Auxilio Judicial del Distrito Seis, y vamos a decirle que no haga la convalidación, porque la muchacha es colaboradora nuestra”.

Este operativo de drogas se realizó el pasado 28 de enero, en Villa Bulgaria, en la casa de un cuñado de Ruiz Martínez. Los policías andaban haciendo un rondín de vigilancia por el lugar, cuando vieron que la mujer se introdujo a una vivienda, a la cual luego ingresaron ellos, encontrándose en una cartera y en la caja de registro de la alcantarilla un polvo blanco, el que después de la prueba de campo resultó ser cocaína.

Pese a haber entregado el dinero, la esposa de Ruiz Martínez no salió y fue remitida a juicio. “Ellos querían cinco mil dólares, y si los hubiera tenido se los doy, y mi mujer a los tres días hubiera estado fuera, como me lo había dicho”.

Las pruebas con las que cuenta Ruiz Martínez para lograr la libertad de su esposa son un video y una grabación donde él su aparece conversando con el perito Rafael Moraga, quien admite que se trató de un “montaje” de parte los agentes de drogas.

También tiene imágenes y voces de un encuentro que sostuvo con el agente Alberto Núñez, quien nunca admite que le pusieron la droga a la esposa, pero sí se compromete a ayudarle en la libertad de la misma.

Además, hay dos vecinos dispuestos a atestiguar que vieron al agente Carlos Flores cuando sacó la droga del carro en el que andaban haciendo el operativo, y posteriormente se introdujo a la vivienda en cuestión.

Asimismo, las llamadas que recibió a su celular del teléfono del agente Alberto Núñez, para citarlo a los lugares donde le entrego el dinero.


Policía quiere llegar al fondo
Por su parte, el Jefe de la División de Relaciones Públicas, comisionado mayor Alonso Sevilla, expresó ayer que la entrevista con Ruiz Martínez es de mucha importancia para enriquecer la investigación de este caso y así poder llegar a fondo.

“Si la investigación a nosotros nos indica que hay otros involucrados, tengan la seguridad de que vamos a tomar todas las medidas que nos correspondan. Aquí hay una decisión de jefatura nacional de combatir todo acto que degenere y surja a cualquier nivel de la institución policial”, sostuvo.

Es común de que todo detenido diga que le pusieron la droga, y en este caso parece que así fue. ¿Cuál es la valoración de la Policía?
Consideramos que no es una práctica institucional de la Policía, se trata de un hecho aislado, y vamos a tomar las medidas que correspondan de acuerdo a las leyes y normas administrativas que regulan el actuar policial. Consideramos que es un hecho aislado, que no es un práctica institucional, por eso vamos a ser enérgicos y duros con quienes violenten estos procedimientos.


¿Hasta dónde han avanzado las investigaciones? ¿Se puede decir que estamos frente a un caso donde se le puso droga a una persona?
Yo preferiría hasta concluir la investigación.


Tenemos información de que los expedientes de estos agentes estaban manchados. ¿Esto es así?
Estamos en ese proceso, esa es una diligencia que siempre la agota tanto la Dirección de Auxilio como Asuntos Internos, como parte del proceso investigativo, y en su momento se darán a conocer una vez que hayamos concluido.