•  |
  •  |
  • END

El gobierno tiene que aclarar urgentemente en qué consiste su propuesta de estudiar la creación de un sistema de pensiones mixto, tal y como lo consignan en su Plan Nacional de Desarrollo Humano Actualizado 2009-2011, ya que este sistema mostró ser inviable en el país, y que además intentó privatizar el sistema.

La creación de un sistema mixto no es una buena opción para la seguridad social en Nicaragua, según los afirma el consultor y experto en Seguridad Social, Manuel Israel Ruiz, quien se refiere a la iniciativa del Plan Nacional de Desarrollo Actualizado en la que el gobierno señala que “la viabilidad de un modelo mixto está en estudio”.

Según Ruiz, actualmente existen en América Latina tres modelos de pensiones, el primero es un modelo sustitutivo que en términos sencillos es la privatización del sistema, es decir “sustituir el modelo de pensiones público por uno privado”.

Un segundo modelo es el paralelo, en al cual coexisten los dos modelos, el público y el privado, tal y como funciona en Colombia y Perú, explica Ruiz. Ambos compiten por el mercado y han logrado mantenerse.

El tercero es el sistema de pensiones mixto, en el cual se combina la participación pública con la privada; el último ejemplo de este sistema lo constituye Argentina que en noviembre de 2009 aprobó una reforma en la que se nacionalizó el sistema de pensiones fuertemente cuestionado. No obstante, en España se debate la posibilidad de establecerlo como alternativa al sistema sustitutivo.

En este sistema tenemos a Costa Rica, Argentina, que avanza a un sistema más público, Panamá y Uruguay, mientras que en Nicaragua el intento de implementación resultó ser un fracaso y dejó al país una deuda de 20 millones de dólares al Banco Mundial, su principal impulsor.

Mucho que revisar

“En el sistema mixto hay variedad y esa variedad es lo que nos debe de preocupar”, afirma Manuel Ruiz, quien sostiene que “en esta variedad se puede observar cómo en Costa Rica prevalece el sistema público que funciona con éxito para el mayor segmento de población, pero no se le obliga al individuo que se incorpore sino que esto va a estar en dependencia de su nivel salarial, que es lo que se ha estado estudiando en Nicaragua, porque es más solidario”.

Según Ruiz, hay que aclarar si se trata de una reforma estructural o de una reforma paramétricas, y cualesquiera que sea tiene que tener una amplia consulta, no puede ser adoptada a la ligera.

El sistema tico

En el caso de Costa Rica el sistema mixto de pensiones se estructura sobre la base de tres pilares fundamentales: un primer pilar corresponde al régimen público contributivo de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) que administra la Caja Costarricense de Seguridad Social (CCSS).

Un segundo pilar es una pensión complementaria obligatoria a la otorgada en el régimen público, cuya administración está a cargo de operadoras de fondos de pensiones de capital público o privado, e instituciones debidamente autorizadas por ley. Por último, un tercer pilar de ahorro voluntario, cuya cobertura es universal y su administración recae en los mismos entes que administran la pensión complementaria obligatoria.

En este sentido, el experto sostiene que si el gobierno se plantea una reforma estructural para el sistema de pensiones, ésta debe ser trabajada de consenso con toda la sociedad.

Otro concepto de “mixto”

El presidente del Banco Central de Nicaragua, Antenor Rosales, y el asesor presidencial para asuntos económicos del gobierno Bayardo Arce Castaño, afirmaron en diferentes ocasiones que en agosto de este año presentarían la propuesta del INSS a la sociedad nicaragüense. Sin embargo, hasta la fecha no han hecho nada de eso.

Esto, según Ruiz, podría significar que lo que podrían presentar sería un informe sobre la situación actuarial del INSS y algunas propuestas para superarlo, entre ellos partir de un universo de cotizantes que se mantenga en el actual sistema y otro al que se le aumenten las cotizaciones y la edad de retiro para acceder a la pensión de vejez.

Este sistema que también podría llamarse mixto traería variadas reacciones y cuanto más la necesidad de una amplia consulta.