Edgard Barberena
  • |
  • |
  • END

Ciento cincuenta propietarios de panaderías de Managua acordaron ayer incrementar a partir de hoy a 20 córdobas la libra de pan debido al vertiginoso incremento que está registrado la harina la que hoy amaneció a 680 córdobas el quintal.

La decisión fue adoptada al término de una asamblea que los panificadores llevaron a cabo en el auditorio del colegio María Mazzarello. Ermis Morales, presidente del Consejo Superior de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipime), en declaraciones formuladas a EL NUEVO DIARIO, dijo que la decisión se tomó después que los panificadores hicieron un análisis del impacto que está teniendo el incremento de todos los implementos que se necesitan para fabricar el pan.

La harina, el azúcar, el aceite, manteca vegetal, bolsas de empaques, la levadura, energía eléctrica, combustible y lubricantes, y hasta el salario mínimo, “todo esto tiene al sector de las panaderías en una quiebra técnica, porque han empezado en las panaderías a despedir a los trabajadores independientes y a dejar solo a la familia”.

Confirmó que en la actualidad cada panadería de Managua tiene una pérdida de entre cinco y ocho córdobas “por cada libra que vendes, y a esto hay que agregarle el vertiginoso incremento de precios que está registrando en el mercado mundial el trigo”.

Precisó que el incremento de la libra de pan debería ser de 23 córdobas con tres centavos, pero “llegamos a la conclusión de que la libra de pan hay que subirla a 20 córdobas, para que así las pérdidas que estamos enfrentando no sean tan bruscas”.


A mil córdobas se incrementará la harina en Semana Santa
Vaticinó que en Semana Santa el precio del quintal de harina llegará a los mil córdobas, y “la mitad de los 150 panaderos que vinieron a la asamblea van a fracasar, y en correspondencia van a dejar indefensos a los consumidores, porque va a tener que buscar el pan en la Bimbo o en las otras internacionales que hay y que tienen precios más altos que el de nuestros panaderos”.

Morales se mostró optimista de que tenga eco en la Asamblea Nacional una propuesta que llevó ante la Comisión de Asuntos Económicos de ese poder de Estado, consistente en demandar un tratamiento similar al que el Estado le da a los transportistas de Managua.

Dijo que la industria del pan en el país trabaja para cuatro millones y medio de usuarios, mientras que los transportistas de Managua sólo dan servicio a 800 mil personas.

Estimó que el futuro de las panaderías del país es cierre y más cierre. En lo que va del presente año, la crisis y el incremento del precio de la harina --que en enero estaba a 540 córdobas el quintal-- ha provocado el cierre de siete panaderías en Managua (dos de Tipitapa, cuatro del Distrito V y una en San Judas).