•  |
  •  |
  • END

Los grupos de trabajo integrados por conjueces rifados en la Corte Suprema de Justicia ya están formados y empezarán a resolver sentencias el próximo lunes, aunque según constitucionalistas consultados, las resoluciones firmadas por ellos serán “espurias”.

Además, no se descarta que también realicen audiencias de casación, según lo manifestó ayer el abogado Armengol Cuadra, lo cual sería violatorio al debido proceso, aseguró el magistrado liberal Gabriel Rivera.

“Eso sería totalmente ilegal. Estarían violando el debido proceso y sería pasarse por el trasero el Código Procesal Penal, CPP, que en su artículo 18 dice claramente que la jurisdicción penal es indelegable y el artículo 21 dice que es Tribunal de Casación la Sala Penal de la Corte y ellos (conjueces y magistrados) no están integrados en salas”, explicó Rivera.

Asesores de conjueces

Otra decisión que se está estudiando es que los asesores de los magistrados liberales pasen a trabajar con los conjueces, ya que “llevan dos meses sin estar haciendo nada”, dijo Roberto Larios, jefe de Relaciones Públicas de la CSJ. La decisión no sería una sorpresa, aseguró el magistrado Rivera, ya que los tienen sin salarios.

En la Corte están previstas dos oficinas para instalar a los conjueces, dijo Larios. Una es la ex oficina de la magistrada Juana Méndez, donde hay tres ambientes, y la otra sería la oficina que dejó el magistrado liberal Damicis Sirias.

La integración de conjueces fue realizada el miércoles pasado, mediante tómbola, por magistrados orteguistas para sustituir a magistrados liberales que se oponen a firmar sentencias y actas donde aparezca la firma de Rafael Solís y Armengol Cuadra, cuyos períodos constitucionales como magistrados están vencidos.

Sentencias espurias

Mientras tanto, para académicos constitucionalistas, la integración de los conjueces a la Corte, hasta las posibles resoluciones que firmen, serán espurias.

“La Ley Orgánica del Poder Judicial como la Ley de Carrera Judicial, señalan claramente que los conjueces son llamados a integrar salas o Corte Plena cuando existan causales de ausencia temporal, inhibición o recusación y lo que pasó no se ajusta a ninguna de estas causales, por tanto, su integración como sus sentencias, carecen de legalidad; son espurias”, expresó el doctor Óscar Castillo, decano de la Escuela de Derecho de la Upoli.

Con esto, agregó el doctor Castillo, se están creando cortes o salas paralelas, lo que no es permisible jurídicamente. Aunque el artículo 167 de la Constitución señale que las sentencias son de ineludible cumplimiento, es bajo la condición de que estas sean emitidas de conformidad a la ley, respetando la Constitución y emitidas por órganos legalmente establecidos y constituidos. Por ello, al emitirse estas sentencias por órganos ilegales, se convierten también en ilegales, explicó el académico.

Para el doctor Fanor Avendaño, la crisis en la CSJ tiene origen político y sólo una resolución política podría sacarla del estado en que se encuentra.

Además, expresó que la situación que se vive en ese poder del Estado es responsabilidad de todos los magistrados judiciales y de los diputados de todas las bancadas, pues han faltado a su deber de nombrar a funcionarios.

Hasta ayer el calendario de trabajo para magistrados orteguistas y conjueces es el lunes tratar asuntos penales, martes estudiar sentencias civiles y miércoles sentencias de Sala Constitucional.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus