Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

La desinsaculación de los conjueces en la Corte Suprema de Justicia no pareció ayer convencer al vicepresidente Jaime Morales Carazo cuando los periodistas le preguntaron su opinión sobre los resultados del “toro rabón” que ejecutaron los magistrados orteguistas en ese poder de Estado.

“No creo que vaya a ser la normalidad plena el llamamiento de los conjueces para no paralizar las actividades operativas de la Corte Suprema de Justicia, los fallos de diferentes expedientes de los que dicen que son centenares los que se encuentran en rezagos en la tubería”, dijo.

“Creo que esto (la desinsaculación de conjueces) es un primer paso, no necesariamente el definitivo ni el final, ya que las funciones de los conjueces son debatidas por unos y rechazadas por otros, pero lo importante es que se mantenga caminando a la CSJ y no se paralice”, dijo.

En cuanto a la validez y legalidad plena del paso dado en ese poder de Estado, “pues eso está todavía debatible y espero que esto haya sido un primer paso para llegar a un entendimiento más cercano a la vecindad de la elección de los magistrados por la AN, que es a la que le corresponde su nombramiento”.

Sobre cómo se eligieron los conjueces el vicemandatario respondió: “no soy árbitro en estas cosas ni me quiero meter en los ámbitos de otros poderes (de Estado), sin embargo creo que la desinsaculación, o la tómbola, deja al azar la escogencia”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus