•  |
  •  |
  • END

Unas dos mil personas morosas con las microfinancieras, conocidas como los “No Pago”, llegaron ayer a las instalaciones de la Secretaría del Frente Sandinista, que también es Casa de Gobierno, para solicitar al Presidente Daniel Ortega una prórroga de cuatro meses para saldar sus deudas, y entregaron la propuesta.

Al mismo tiempo, la firma calificadora especializada en microfinanzas MicroRate, dio a conocer en su último informe que elevan a la categoría de riesgo a las microfinancieras nicaragüenses, “debido a la preocupación generada por la inestabilidad del sector microfinanciero en el corto plazo, influenciado por el “Movimiento No pago”, además de la creciente agitación política y económica”.

El informe destaca el papel del Gobierno en esta problemática. “La intervención del Gobierno no tiene precedentes, es muy pronto para decir cuál sería el impacto en la industria de las microfinanzas de Nicaragua y América Latina,” dijo el CEO de MicroRate, Sebastian von
Stauffenberg.

Esperarán reunión con Ortega

La marcha llegó hasta la Secretaría del Frente Sandinista, donde los dirigentes del grupo solicitaron una reunión con el mandatario.

Cuatro representantes del Movimiento entraron a la Secretaría para hacer la solicitud formalmente, y les aseguraron que pronto les darán una respuesta a su caso, en la cual incluyen que el Gobierno compre la cartera morosa a las microfinancieras, ampliar el plazo para renegociar las deudas y congelar las ejecuciones judiciales para los deudores en mora.

Omar Vílchez, Presidente de los “No Pago”, explicó que lo único concreto que obtuvieron es que el mandatario prometió que los llamaría.

Francisco Rivas, directivo del Movimiento, aseguró que continuarán presionando para que las microfinancieras decidan negociar en las condiciones que ellos están planteando.

Advirtió que no permitirán más embargos ni que las microfinancieras les quiten sus propiedades.

Una de las principales preocupaciones de este Movimiento, según Rivas, es la posibilidad de que los afiliados a este grupo pierdan alrededor de 3,500 propiedades cuyos casos ya están en los diferentes juzgados del país.

Según Rivas, después de esta marcha se dedicarán a organizar los Comités de Defensa de la Propiedad para evitar desalojos.

Microfinancieras seguirán cobrando

El Presidente de la Asociación de Instituciones de Microfinanzas, Asomif, René Romero, se mostró preocupado por la calificación de MicroRate, y dijo que una vez vencido el plazo de la Ley de Renegociación de Adeudos, reiniciarán los cobros a los deudores morosos.

Romero rechazó que vayan a realizar ejecuciones judiciales y a quitar propiedades, tal y como señalan los “No Pago”.

“Son mínimas (las propiedades) que están en manos de las microfinancieras, es ínfimo. Esos datos son abultados, a lo mejor están incluyendo la banca”.

La garantía mayoritariamente es solidaria, prendaria, no tenemos con ellos --salvo algunos casos-- esos datos no son ciertos”, indicó el presidente de
Asomif.