•  |
  •  |
  • END

Estamos llegando al millón de nicaragüenses en Costa Rica y urgen políticas del Estado de Nicaragua que ayuden a sus conciudadanos, comentó Gerardo Sánchez Montalván, representante de la Confederación Solidaridad, con sede en el vecino país del sur.

Sánchez indicó que la falta de una cédula de identidad tiene gran peso para los nicaragüenses en Costa Rica, ya que por no tenerla, quedan expuestos a todo tipo de abusos y arbitrariedades en todos los campos, quedando sin el derecho a vivienda, a la salud y la educación.

Falsas excusas para tanta crueldad

“Esto es algo que no puede seguirse postergando, y el Consejo Supremo Electoral, CSE, no puede seguir dando excusas por la falta de formularios. Asimismo, debe eliminar o al menos reducir esos cobros”, expresó Sánchez, indicando que con el costo de unos 13.8 dólares para obtener las nuevas cédulas, se eleva aún más el valor del ya caro --casi 1 mil dólares-- y engorroso trámite para obtener el documento de residencia en Costa Rica.

Ni siquiera llegaron del CSE

“La necesidad de agilizar la entrega de cédulas no es nueva. La hemos planteado a los magistrados del CSE, y esperamos que el gobierno tome esto con madurez”, expresó durante la reunión entre sindicalistas, representantes del Ministerio del Trabajo, así como de la Comisión de Población, Desarrollo y Municipios, de la Asamblea Nacional.

El CSE también fue invitado a participar en la actividad, sin embargo, nadie de esta institución se interesó en llegar.

Por su parte, el diputado Agustín Jarquín Anaya, Presidente de la Comisión de Población del Parlamento, comentó que están haciendo una propuesta que debe ser un acuerdo binacional para crear una zona de convivencia en la frontera, donde haya una oficina del gobierno que haga los trámites necesarios para los connacionales.

Siempre pidiendo más reales para funcionarios

“Se necesitan políticas de Estado que en la actualidad no existen, pero también nuestra representación en Costa Rica necesita más fondos para que aumente al menos 10 veces su personal, por la cantidad de trámites que se realizan”, dijo el diputado Jarquín.

Agregó que no sólo han comprobado la problemática de los nicaragüenses en Costa Rica, sino que están conscientes de las necesidades de éstos, que para nuestro país representan más de 200 millones de dólares en remesas familiares.

Recordó que mientras tanto, se siguen realizando los operativos a la entrada y a la salida de algunas empresas, y en julio, en 20 días, detuvieron a 700 nicaragüenses.

Para Miguel Ruiz, Secretario General de la Confederación Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar”, es una lástima que la mano de obra joven nicaragüense se está fugando del país.

Según el Censo de 2000, el número más importante de inmigrantes en Costa Rica va de los 20 a los 39 años. El 30 por ciento de los nicaragüenses pertenecía al grupo de entre los 20 y los 29 años. Sólo un 11% de los inmigrantes nicaragüenses tenía 50 años o más.

Las labores que realizan

Según los datos presentados por Sánchez, la mayoría de los nicaragüenses se incorporan a labores en el área metropolitana y en la región fronteriza de la Zona Norte en actividades no calificadas, como el área agrícola de exportación de piña, banano, caña y cítricos. También se encuentran en la construcción, sobre todo en proyectos hoteleros en el Pacífico costarricense, en el servicio doméstico, seguridad privada y comercio informal.

Hasta 2006, la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica registraba 218 mil 802 residentes nicas. Para el 31 de marzo de 2010 se registraron 234 mil 668 nicaragüenses con cédula de residentes permanentes, 3 mil 455 con documentos temporales, y 2 mil 651 tienen permisos especiales, para sumar 240 mil 774.

Esto refleja que en los últimos tres años el porcentaje de nicaragüenses con cédula de residente en Costa Rica incrementó en 9.12%.

Los bebés nica-ticos

Para 2008, la cantidad de nacimientos de madres nicaragüenses en el vecino país, fue de 12 mil 291 bebés, lo que representa el 20% de nacimientos en Costa Rica. Esto según el Mideplan.

De acuerdo con el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), en el registro hay inscritos 101 mil 332 hijos de nicaragüenses nacidos en Costa Rica, así como 13 mil 449 nicaragüenses casados con costarricenses.

Para Sánchez, el problema principal no está en Costa Rica sino en Nicaragua, donde se deben crear las condiciones necesarias de salario y empleo, e impulsar una política de repatriación.