•  |
  •  |
  • END

En más de una ocasión y sobre todo los magistrados orteguistas de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, alegaron que los conjueces no pueden integrarse para suplir a ningún magistrado propietario, pues no está definido el procedimiento para hacerlo.

Solís tajante
En una entrevista con EL NUEVO DIARIO el ex presidente del Poder Judicial, Manuel Martínez Sevilla; así como en diversas declaraciones a los medios de comunicación, el ex vicepresidente de la CSJ, y abogado Rafael Solís Cerda, señalaron que mientras no existiera una normativa o una ley que estableciera el procedimiento, los conjueces no serían llamados a integrar o suplir la ausencia de ningún magistrado propietario de la Corte Suprema.

Desde que se estableció la figura del conjuez, la Corte Suprema nunca redactó la ley que normara la integración de conjueces, por lo que la Asamblea Nacional asumió la iniciativa que está en la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos del Parlamento, a la espera de dictamen.

Tampoco fue presentada una propuesta de reforma a la Ley de Carrera Judicial, para incluir el procedimiento de integración del conjuez que, además, nunca podría convertirse en magistrado propietario.

Los conjueces son abogados facultados por la Constitución para asumir por causales concretas la suplencia de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, y su figura está contemplada en el artículo 163 de la Constitución Política de Nicaragua, donde se establece que la Asamblea Nacional nombrará por cada magistrado a un conjuez.

Nunca puede haber ausencia
“Estos conjueces serán llamados a integrar Corte Plena o cualquiera de las salas, cuando se produjera ausencia, excusa, implicancia o recusación de cualquiera de los magistrados”, reza el artículo referido, circunstancias que no son las del caso que se afronta en la Corte actualmente.

La alegada ausencia de seis magistrados no es más que el rechazo a integrarse con los que se les venció el período y el Decretazo de Ortega no puede ser asumido unilateralmente por los magistrados orteguistas, por tanto, sin ser esto dilucidado, jamás podrá alegarse ausencia de los que están presentes.

Legislaron la Reglamentación
Aun así, el miércoles pasado los magistrados orteguistas de la Corte Suprema de Justicia integraron a través de tómbola a siete conjueces para sustituir a los magistrados liberales propietarios, prescindiendo de las causales establecidas en la Constitución y arrogándose la facultad legislativa de reglamentar la disposición constitucional de los conjueces.

Los premiados fueron Ivone Astrid Cruz Pérez, Juan Pablo Obando, Mabel Auxiliadora Martínez, William Villagra, Patricia Delgado; y los liberales José Ignacio Miranda y Félix Pedro Ocampo.

Cada uno de estos magistrados recibirá entre mil 600 y dos mil dólares, según los días de trabajo en sustitución, los cuales saldrán del salario de los magistrados propietarios.