• |
  • |
  • END

Representantes del Ministerio Apostolar Centro Cristiano, de denominación evangélica, se prenunciaron la tarde de ayer sobre diversos temas, pero en especial contra la propuesta de amnistía, la cual de ser aprobada sería un terrible precedente para la justicia en Nicaragua.

El pastor general Augusto César Marenco, en representación de la organización religiosa, comentó que ante situaciones como la posible aprobación de una amnistía que lavará la cara a funcionarios corruptos, ante el extremismo de la iniciativa de ley especial para el uso responsable del servicio básico de la energía eléctrica y los abusos sexuales contra menores de edad, tenían la responsabilidad de pronunciarse para no ser cómplices de estos atropellos.

“La amnistía, tal como en estos momentos la proponen, es una manipulación y una contaminación de este recurso legal, creado a conveniencia particular. El delincuente común debe responder por los delitos cometidos”, expresó Marenco, agregando que en algún momento la iglesia puede estar desconectada de realidades que el país está viviendo.

“Hay momentos en que podríamos estar viviendo un cristianismo de balcón, como espectadores o divorciados de las realidades por las que pasa el país, pero no podemos obviar las cosas, este es el momento en que la voz de la Iglesia, del pueblo cristiano cuyo único compromisos es con Dios y con nuestro pueblo, tenemos el deber de declarar y denunciar lo que está afectando la vida en Nicaragua”, dijo el pastor.


Castigos extremos
Sobre el tema de la iniciativa de ley especial para el uso responsable del servicio básico de la energía eléctrica, el asesor legal de la organización religiosa, el jurista Sergio García Quintero, consideró descabellada la idea de aplicar multas exageradas, castigos de trabajo forzado y hasta cárcel de 1 a 3 años por el hecho de hurtar energía eléctrica.

“En un país pobre, con altos grados de inflación, donde la gente no gana lo suficiente ni para pagar los altos costos de la canasta básica, no se debería aplicar este tipo de leyes. Primero debe haber investigación, amonestación, y, finalmente, la sanción, pero no al grado que quieren aplicar esta ley draconiana”, dijo.

Por su parte, Marenco fue enfático en que si bien no están de acuerdo con el robo, tampoco consideran apropiada una medida tan extrema.

“Al final, el gobierno que dice tanto proclamar que beneficia a gente necesitada, sentimos que afectarán en gran medida a los más pobres, y las cárceles seguramente se llenarán de nicaragüenses que por necesidad estarían en esa situación”.


Incremento de abusos sexuales
Sobre los casos de violaciones sexuales contra la niñez y la adolescencia, Quintero dijo que basta ya del silencio de algunos círculos sociales, de la falta de beligerancia de las autoridades, de la discriminación y la revictimización contra las personas afectados por grupos que protegen a abusadores, tal como sucede en Chinandega con los amigos del padre italiano Marcos Dessi, protegido en Nicaragua, pero condenado en su país por ser un abusador sexual.

El reverendo Juan Sánchez indicó que esta organización es apolítica, pero tenían la obligación de pronunciarse en busca de que la sociedad tome conciencia de la situación.

Según el pastor Marenco, el Ministerio Apostolar está conformado por al menos 20 mil personas, conectadas con varias iglesias de orden evangélico que conforman este cuerpo ministerial, además conformado por organizaciones como la Red de Defensa de los Consumidores.