•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

El ex presidente y ex reo por actos de corrupción, Arnoldo Alemán, dijo ayer luego de participar en la celebración del 63 aniversario de la “Gritería Chiquita”, que su consuegro, Fabio Gadea Mantilla, es una persona con un gran carisma, pero que para él no se perfila como un candidato a la Presidencia de la República, sino que puede ser un excelente diputado.

Al culminar la eucaristía en la Basílica Catedral, monseñor Bosco Vivas recibió a Alemán en el obispado, quien se hizo acompañar de su esposa, María Fernanda Flores, del diputado José Pallais Arana y de simpatizantes del PLC.

Según Alemán la unidad de las fuerzas democráticas cada día se consolida, “ahora que Eduardo (Montealegre) empujó a Fabio Gadea, espero que lo respalde y que no esté con indecisiones, parece que tiene temor de participar en unas primarias, pero él designó a Fabio, espero que lo mantenga porque Fabio es una persona firme, que estoy seguro que va agarrar la bandera del movimiento (Vamos con Eduardo), e impulsar la unidad”, afirmó el ex mandatario.

Agregó que Fabio sería un excelente candidato para la formula del PLC pero al igual que todos tiene que enfrentarse a las primarias, “él sería un buen diputado, ahora todos los diputados van a ser electos en primarias hasta los del Parlamento Centroamericano”, afirmó.

Lo que pasó en la UNAN-León
Alemán calificó como una barbarie los acontecimientos ocurridos el martes de la semana que recién pasó en la UNAN-León, cuando estudiantes del Movimiento Estudiantil, (CUUN), atacaron a docentes que protestaban por los despidos injustificados en el Alma Máter.

“Cuando no hay razonamiento, no hay lógica y cuando no se tiene argumentos se recurre a la barbarie, este mi amado pueblo cuna del saber, está pasando por esta situación, actuaciones como estas de estudiantes universitarios en contra de sus propios catedráticos es de darse condolencias, porque es reprochable”, dijo.

Leoneses celebraron su “Gritería Chiquita”
Los leoneses celebraron el 63 aniversario de la “Gritería Chiquita” en honor a la Santísima Virgen María. Una gran cantidad de visitantes se aglomeró en la puerta principal de la Basílica Catedral y en los alrededores del Parque Central para escuchar la Solemne Eucaristía de las cinco de la tarde, y seguidamente se deleitaron con los juegos pirotécnicos.

Monseñor Bosco Vivas Robelo dio por iniciada la fiesta marianas a las 6:00 de la noche.

“El compromiso del pueblo, y de miles de feligreses, continúa vigente, porque la Virgen María fue y continúa siendo nuestra protectora, nos salvó de una catástrofe, la erupción del Cerro Negro en julio de 1947 y esa fecha inolvidable nunca la vamos a pasar desapercibida”, dijo el obispo de León.

Al culminar la eucaristía, monseñor Vivas Robelo, como todos los años, se dirigió a la puerta principal del templo y exclamó a todo pulmón, la pregunta legendaria ¡¿Quién causa tanta alegría?!, y todos los feligreses a una sola voz respondieron, ¡La Asunción de María!”.

Desde muy temprano, centenares de fieles colmaron los mercados populares para adquirir flores, veladoras, mantas y otros materiales exclusivos para el arreglo de altares. Asimismo fue notoria la venta de golosinas, naranjas, bananos y otras frutas que forman parte de “la gorra” tradicional en estas fiestas.